La auditoría en la empresa

Una de los puntos más importantes de la gestión de la empresas es el que se centra en las auditorías, ya que estas ayudar a llevar un control de la empresa que nos ayuda a detectar fallos, promover mejoras para el desarrollo de la empresa y saber cuál es el estado real de la organización en general.

¿Qué es una auditoría?

La definición de auditoría se basa en el examen de algún proceso, mecanismo o sector, para ver cuál es su rendimiento. Las auditorías siempre se han considerado como el examen y control de la situación económica de la empresa, para saber qué cosas van mal, qué cosas van bien y cómo se puede mejorar en cualquiera de los puntos clave de la empresa. Auditar, se entiende así, como someter las cuentas de una empresa a examen para saber cómo está actualmente la empresa para saber hacia dónde debe ir a partir de ese momento.

Sin embargo, ahora son muchos los aspectos que se pueden auditar en una empresa sin necesidad de realizar un examen general de la empresa. Es decir, que se pueden realizar controles de algún sector de la empresa concreto, o de algún ámbito organizacional del que se quiera obtener una fotografía que represente el momento actual, para saber si se están haciendo bien las cosas o si se puede mejorar algún aspecto.

auditoria empresarial

También cabe destacar que las auditorías pueden ser externas o internas, que sean hechas por un auditor independiente o que forme parte de la empresa. Dependiendo de cada uno de estos aspectos, se auditarán unas cosas u otras.

Es por esto, que podemos considerar la auditoría como el proceso de inspección o control de cualquier punto clave de la empresa para verificar su correcto funcionamiento. De ahí a que existen muchos tipos de auditoría según el objetivo que se quiera examinar.

Objetivos de la auditoría

Igual que existen diferentes tipos de auditorías, también existen diferentes objetivos para cada una de ellas. Pero como comentábamos antes, se realizan para controlar los diferentes procesos de la empresa y ver cómo se están desarrollando. Por ello, entre los objetivos de las auditorías podemos encontrar:

  • Conocer la situación actual y exacta de la empresa en general o en algo concreto
  • Dar credibilidad y confianza frente a posibles inversores o entidades financieras
  • Detectar fraudes que se estén cometiendo en la empresa
  • Comprobar la legalidad de todos los productos y actuaciones
  • Detectar errores técnicos que se estén realizando
  • Observar si se el sistema de trabajo de la empresa está siendo eficaz y eficiente
  • Recabar la máxima información posible para tomar decisiones que mejoren el rendimiento

La importancia de la auditoría

En muchas ocasiones, las empresas no valoran suficientemente la necesidad y la importancia de realizar auditorías en las organizaciones empresariales. Y es que auditar te permite estudiar lo que estás haciendo para saber si estás haciendo bien las cosas, si se están cumpliendo las normativas legales, si estás adaptando a la actualidad y nuevas tecnologías, para dirigir y tomar decisiones que nos permitan tener un mayor éxito. Es muy importante para la dirección de la empresa, poseer información fiable que le permite analizar y valorar los pasos a seguir.

Además, el control de nuestra gestión empresarial puede ayudarnos a evitar más de un quebradero de cabeza en referencia a los aspectos legales. En ocasiones, podemos estar cometiendo errores que pueden ser considerados como fraudes, lo que puede conllevar grandes sanciones y multas. Por ejemplo, si nuestras cuentas no reflejan la realidad de la empresa, si nuestros ordenadores no poseen las licencias necesarias para ser utilizados, si nuestra maquinaria no cumple con la normativa, es posible que tengamos problemas con la ley.

Técnicas de auditoría

Existen diferentes técnicas de auditoría que te permiten analizar de diversas maneras algún proceso o elemento de la empresa. Se basa en métodos a través de los cuáles el auditor obtiene las pruebas para realizar el informe de auditoría, donde plasmará el resultado de la auditoría.

  • Estudio general: con esta técnica se observan las características más generales y destacables de la empresa que luego se profundizarán en el estudio.
  • Análisis: la técnica de análisis se basa en la agrupación de diferentes elementos sobre una misma cuenta. Existen dos tipos:
    • Análisis de movimientos
    • Análisis de saldo
  • Investigación: consiste en recabar información necesaria a través de entrevistas con los empleados de la empresa.
  • Certificación: se basa en plasmar las declaraciones obtenidas a través de la investigación.
  • Comprobación: consiste en las constatación de los hechos de la empresa a través de la documentación de la empresa.
  • Hechos Posteriores: son aquellos exámenes que se realizan después de que se haya realizado el balance pero antes de enviar los estados financieros para que ver que todo está correctamente
  • Inspección: esta técnica se basa en corroborar físicamente la existencia de algunos productos, bienes materiales, documentos, operaciones realizadas.
  • Confirmación: se ratifica que son correctos los datos encontrados en los registros contables y que coinciden con los hechos que ha observado el auditor.
  • Observación: consiste en ver físicamente diferentes situaciones y hechos para ver si se están cumpliendo los patrones de comportamiento establecidos. Se utiliza para ver cómo funcionan los procesos productivos.
  • Cálculo: se basa en el repaso de las operaciones aritméticas de las cuentas y de determinadas operaciones para verificar si los resultados que se obtienen del cálculo son razonables.

Plantilla de auditoría

Las auditorías se realizan con programas de gestión que ayudan a certificar todos los resultados que se están analizando. Aquí podemos encontrar una serie de modelos de auditoría en excel que puedes descargar de forma gratuita. Para hacer tu auditoría tan solo debes pinchar el botón para descargar las plantillas y rellenar con los datos correspondientes.

Plantilla de auditoría en Excel