Características del supervisor

El concepto de supervisor implica una serie de responsabilidades que no todo el mundo puede cumplir. Por ello, los supervisores poseen un perfil determinado que les hace idóneos para el desempeño del cargo. Un supervisor deberá cumplir con las siguientes características:

Caracteristicas supervisor

  • Conocimiento del Trabajo: Esto implica que deba conocer la tecnología de la función que supervisa, las características de los materiales, la calidad deseada, los costos  esperados, los procesos necesarios, etc.
  • Conocimiento de sus responsabilidades:  El supervisor debe conocer las políticas, reglamentos y costumbres de la empresa, su grado de autoridad, sus relaciones con otros departamentos, las normas de seguridad, producción, calidad, etc. Esta es una de las características del supervisor más importantes.
  • Habilidad para instruir: El supervisor necesita adiestrar a su personal para poder obtener resultados óptimos. Las informaciones, al igual que las instrucciones que imparte a sus colaboradores, deben ser claras y precisas. Una de las premisas iniciales para saber cómo ser un buen supervisor debe ser la comprensión y la disposición a formar a tus trabajadores.
  • Habilidades para mejorar métodos: El supervisor debe aprovechar de la mejor forma posible los recursos humanos, materiales, técnicos y todos los que la empresa facilite, siendo crítico de su gestión para que de esta manera se realice de la mejor forma posible, es decir, mejorando continuamente todos los procesos del trabajo.
  • Habilidades para dirigir: El supervisor debe ejercer liderazgo con la suficiente confianza y convicción  para lograr la credibilidad y la colaboración de su personal.

Estas características complementan las funciones del supervisor que el profesional debe desarrollar en las grandes empresas y pymes. Emprendepyme define así al supervisor: No se trata solamente de una persona que tiene empleados a su cargo sino de un verdadero “motivador”.

Conoce los 10 mandamientos del supervisor que siempre debes tener en mente, para que no te se olviden cuáles son las actitudes y aptitudes que no puedes dejar de lado a la hora de dirigir una organización.