Inscripción de la empresa en la Seguridad Social

Toda persona que por primera vez vaya a contratar a trabajadores, deberá solicitar su inscripción en el Sistema de la Seguridad Social como empresa antes del comienzo de la actividad. Con la inscripción se asigna al empresario un número para su identificación que se considera el Código de Cuenta de Cotización.

El empresario, en el momento de solicitar la inscripción debe hacer constar, en la propia solicitud, o en la declaración anexa, la entidad gestora y/o la entidad o entidades colaboradoras por las que opta tanto para la protección de las contingencias de trabajo y enfermedades profesionales como para la cobertura de la prestación económica por incapacidad temporal derivada de contingencias comunes.

Los documentos formalizados mantendrán su vigencia por el período de un año, debiendo coincidir, en todo caso su vencimiento con el último día del mes y se entenderán prorrogados por períodos de igual duración, salvo denuncia en contrario.

  • Lugar de tramitación
    -Administración de la Tesorería General de la Seguridad Social .
  • Plazo
    -Previo a la contratación de trabajadores.
  • Documentación
    -Modelo TA.6 – Solicitud Código de Cuenta de Cotización Principal.
    -Fotocopia DNI del empresario o documento análogo en caso de extranjeros.
    -Fotocopia del Impuesto de Actividades Económicas.
    -Documento de Declaración respecto a la protección de los Accidentes de Trabajo así como la protección de la cobertura de la prestación económica por Incapacidad Temporal, haciendo constar si opta por la Seguridad Social o por una Mutua Patronal.

Con las fotocopias deben presentarse los originales para su compulsa por la Tesorería General de la Seguridad Social. Simultaneo con el alta del primer trabajador.

El empresario deberá solicitar un Código de Cuenta de Cotización en cada una de las provincias en las que ejerza su actividad, y también para identificar colectivos con peculiaridades de cotización si los hubiera.

Esta inscripción será única y válida para toda la vida de la persona física o jurídica titular de la empresa.