Los estatutos

A la hora de formar cualquier tipo de empresa o asociación, se debería tener en cuenta siempre una serie de normas a cumplir, necesarias para mantener una estabilidad interna y llevar a cabo una gestión eficaz. Hablamos de los estatutos, una serie de normas escritas que contribuyen a regular el funcionamiento de una organización y a establecer ciertos procedimientos y respuestas de actuación ante diferentes circunstancias.

Conocer qué es un estatuto nos facilitará la misión de reconocer los de los demás y de abrirnos a la posibilidad de redactar unos propios, enfocados a cualquier tipo de organización, entidad o sociedad.

Los estatutos de una empresa

La importancia de tener unos estatutos

En el momento de crear una empresa, por ejemplo, los estatutos cobran especial importancia para que la sociedad pueda desarrollarse adecuadamente y con un control legal y fiscal eficaz. Algunas de las características de un estatuto también pasan por contribuir a definir objetivos y propósitos, además de marcar unos límites necesarios en muchos casos.



Existen diferentes tipos de estatutos, aplicables a muchos ámbitos. En España, uno de los más conocidos es el Estatuto de los Trabajadores, que se trata de la legislación que regula todas las relaciones laborales de los españoles y también sus derechos sindicales.

Si te ves en la necesidad de saber cómo redactar un estatuto, siempre es recomendable fijarse en legislaciones y normativas similares a la que pretendes crear. Es decir, si tu intención es la creación de unos estatutos básicos de una empresa, deberás prestar atención a la articulación de sociedades similares a la tuya.

De todas maneras, siempre puedes echar mano de un modelo de estatuto de una empresa y usarlo como una especie de brújula para guiarte en la elaboración de tus propios estatutos. Una de las claves es atender a todas las posibles especificaciones que puedan surgir y que deban ser tratadas a lo largo de los estatutos.