Proyecto empresarial

Un emprendedor no monta su negocio de un día para otro porque le nace una idea de negocio. Ésta surge, pero tras ello, hay todo un proceso de análisis, estudio y definición detallada de estrategias para llevar a buen puerto el negocio.

El proyecto empresarial es precisamente ese documento donde se recogerán los objetivos y estrategias a desarrollar. Sin embargo, contiene muchos más elementos imprescindibles.

¿Qué es un proyecto empresarial?

Ya tienes la idea. Pero, ¿qué debes hacer a continuación? Es muy recomendable que, si quieres hacer las cosas bien y con cabeza, diseñes y prepares un buen proyecto empresarial, para saber a qué atenerte y tener en cuenta detalles que, de no hacer este análisis y estudio previo, se te podrían pasar por alto.

proyecto empresarial

Imágenes: AnemStyle || Shutterstock

El proyecto empresarial es un documento de gran utilidad, que no sólo refleja los objetivos que pretendes lograr, sino que será tu guía a seguir, sobretodo, en la fase inicial y que, posteriormente, te servirá como instrumento de seguimiento y control. Se trata, en definitiva, de un estudio previo de viabilidad del negocio.

En cuanto al contenido del proyecto empresarial, ¿qué aspectos deben quedar reflejados?:

  • Mercado. Antes de lanzarte al desarrollo de tu idea, debes hacer un minucioso análisis del mercado, de una manera objetiva y realista. ¿Es coherente tu idea? ¿Saldrá rentable? ¿Hay mucha competencia?
  • Documentación y trámites administrativos. Los comienzos nunca fueron fáciles, y es mucha la burocracia a la que has de enfrentarte. Estudia bien a qué organismos deberás acudir, cuál será la documentación que te solicitarán, qué impuestos te afectarán, permisos y seguros que debes contratar, etc. Es muy aconsejable que te apoyes en los servicios de un buen asesor: un mínimo detalle que se te pueda pasar y hay probabilidad de que te multen.
  • Financiación. La inversión que requiere un negocio, por pequeño y sencillo que sea, es bastante y es una de las principales trabas que frena a los emprendedores.  ¿Con qué recursos cuentas? ¿Te puedes valer de alguna subvención?

¿Para qué sirve un proyecto empresarial?

Redactar y disponer de un proyecto empresarial sirve, sobretodo, para analizar y estudiar la viabilidad del proyecto que quieres llevar a cabo. Igualmente, servirá como plan de actuación y seguimiento, sobre el cual basarse a la hora de tomar decisiones importantes.

Asimismo, el proyecto empresarial es la carta de presentación de tu empresa. Imagina que debes solicitar un préstamo en el banco. Lo primero que te pedirán es tu proyecto empresarial o “business plan”. Debes dedicar e invertir tiempo en su redacción. Piensa que ese documento será tu arma para convencer a posibles inversores.

Contenido del proyecto empresarial

¿Qué no debes olvidar a la hora de elaborar y redactar tu proyecto empresarial? Hay varios elementos básicos que cualquier negocio debe considerar, por pequeño que sea:

  1. Identificación del proyecto: su nombre, ubicación y ámbito de actuación, así como la forma jurídica que adoptará.
  2. Persona promotora del proyecto: ¿quién está al frente del negocio? ¿Quién tendrá responsabilidad sobre el mismo?
  3. Descripción de la idea de negocio, señalando igualmente el sector de actividad.
  4. Estudio del entorno, con sus correspondientes análisis PESTEL y análisis DAFO.
  5. Plan de marketing, teniendo muy bien definidas las 4P del marketing mix: producto, precio, promoción y distribución.
  6. Plan de producción. Recursos y capacidades de las que dispongo, cómo se organizarán o con qué proveedores contará tu negocio.
  7. Plan de recursos humanos. Detrás de cada gran proyecto, hay grandes personas. El capital humano es fundamental para que un negocio sea próspero. Ten claro quién conformará el equipo directivo, qué puestos de trabajo se requerirán, etc.
  8. Plan económico-financiero: cómo se financiará tu proyecto, cuál es la previsión de los resultados económicos en un medio/largo plazo y cómo se rentabilizará el mismo.

¿Cómo hacer un proyecto empresarial?