¿Qué son los Business Angels?

Los modelos de negocio cambian y, con ellos, srugen nuevas formas de financiación para los emprendedores.

Uno de los métodos de financiación de empresas más popularizados y que se asienta con fuerza en el mundo empresarial es la figura de los Business Angels.

¿Qué es un Business Angel?


El Business Angel se trata de un particular (ya sea persona física o jurídica) que aporta dinero, experiencia, contactos o una combinación de todos ellos a emprendedores con nuevas iniciativas empresariales, con nuevas ideas y proyectos que despiertan el interés de este inversor. Obviamente, el Business Angel invierte en proyectos que le resultan atractivos y que tienen un gran potencial de aportarle, en un medio plazo, una ganancia.

Una de las principales aportaciones que realiza este inversor es, sin lugar a dudas, la financiación, para facilitar el desarrollo de tu proyecto. Sin embargo, es muy importante también el valor añadido que da a tu empresa un Business Angels. Muchos de estos Business Angels son grandes empresarios, líderes en sus sectores de actividad, que cuentan con un alto prestigio, lo cual, de manera indirecta, favorece enormemente a tu proyecto, aportándole credibilidad y solidez.
El Business Angel no sólo aporta financiación y apoyo económico a tu proyecto; también te enriquecerá con su experiencia y amplios conocimientos.

Los nuevos modelos de empresa que surgen en el siglo XXI son modelos que no casan 100% con los métodos de financiación tradicionales, como las entidades bancarias. Uno de los modelos de negocio que mayor popularidad ha adquirido son las Start Ups, compañías incipientes que presentan grandes posibilidades de crecimiento y que, por regla general, poseen un fuerte componente tecnológico.

Business Angel y financiación de empresas.

Pues bien, estas start ups, casi con total certeza, acudirían a una entidad bancaria saliendo la mayoría de ellas con las manos vacías y con un sentimiento absoluto de fracaso. Y, es ahí cuando nace la figura del Business Angel, que supone la salvación y esperanza de estos pequeños grandes proyectos.

Debemos destacar que un Business Angel puede aportar capital en cualquier etapa del desarrollo de una empresa, aunque han tenido un papel fundamental e indiscutible en lo que se refiere a la creación de innovadoras startups, dando gran apoyo y plena confianza a emprendedores en las fases iniciales del ciclo de vida de sus negocios.

¿Qué espera de ti un Business Angel al financiar tu proyecto?


Nueve de cada diez start ups no pasan de los tres años. Normalmente las empresas empiezan con un pico elevado de ventas, ya sea porque su producto es novedoso y llama la atención, ya sea porque cuenta con un buen colchón financiero. Sin embargo, a partir de los tres años, comienzan a madurar, y quizá no han planificado una buena estrategia que les sirva a medio/largo plazo, o que hayan surgido nuevas empresas que son competencia directa, o que confiasen en exceso en su propio proyecto. Es necesario que se tu empresa posea posea una serie de cualidades para ser atractiva a ojo de un Business Angel. De esta forma, tendremos más posibilidades de que nos ayude a impulsar nuestro proyecto o empresa.

Por tanto, todo emprendedor debe tomarse con seriedad su proyecto y debe atar muy bien todos los cabos, para evitar perder todo su dinero, esfuerzo e ilusión.
Las Start Ups son para los modelos de negocio lo que los Business Angels son para los métodos de financiación. Innovación, tecnología y originalidad son piezas clave para llamar la atención de estos inversores.

Piensa en Facebook, Google, Amazon o Linkedin. ¿Te suenan, verdad? Un Business Angel vio en cada una de ellas la originalidad y diferenciación que hacían de ellas un proyecto viable y atractivo, lo que les valió para convertirse en empresas de gran éxito a nivel mundial.

La figura del Business Angel es la innovación en la cultura de la financiación de las empresas, es un inversor en proyectos, en su mayoría, de alto riesgo. Un inversor que va en busca de empresas con un carácter altamente innovador y, a su vez, presentan un gran potencial . Por tanto, el riesgo de invertir en estas empresas es alto; pero, caso de resultar un éxito, las ganancias son elevadísimas. >