Ventajas para el franquiciado




  • El prestigio de que goza la marca le asegura una clientela desde el inicio de la actividad.

  • Es propietario de un negocio seguro y con resultados contrastados.

  • Reacciones del mercado ya experimentadas a través de las tiendas piloto y del resto de la cadena.

  • Reduce el riesgo de cualquier inicio comercial, con unas inversiones económicas muy similares.

  • Se beneficia de la experiencia y know how del franquiciador.

  • Exclusividad de zona.

  • Seguridad en el aprovisionamiento y ventajas económicas de compra ya que se beneficia de la economía de escala en cadena.

  • Imagen de empresa consolidada, lo que proporciona mayor solvencia frente a terceros: bancos, etc.

  • Mayor notoriedad de marca e imagen comercial.

  • Aun tratándose de una actividad local, se aprovecha de campañas y estrategias de marketing a nivel nacional.

  • Recibe una formación inicial con un soporte formativo e informativo permanente y acorde con las últimas técnicas.

  • Se aprovecha en su zona del fondo de comercio que tiene el franquiciador.

  • Utilización de programas informáticos acordes a sus necesidades.

  • En definitiva, podemos decir que la gran ventaja que tiene el franquiciado es la de obtener los beneficios de las grandes empresas debidamente organizadas, sin perder su condición de ser pequeño, siendo incluso su propio jefe.


>