5 alternativas de financiamiento que debes conocer si eres emprendedor

Redacción

La supervivencia de las empresas se ha visto afectada por el covid-19, y es que según los últimos estudios, la mortalidad en el tercer año de vida de un proyecto, el más crítico al haber agotado los recursos iniciales, aumentó del 14% al 19%. En España una de cada cuatro empresas no conseguirá superar el quinto año y sólo una de cada dos cruzará la línea de los 9 años de vida. La falta de financiación resulta ser una de las razones más comunes. La sangre de cualquier negocio o proyecto es el capital. No podemos olvidar que el viaje de una mera idea de negocio hasta una realidad en el mercado necesita de un flujo constante de capital para hacerse realidad. Por eso, en casi todas las etapas de un negocio, los emprendedores se preguntan: ¿Cómo puedo financiar mi empresa? Hoy te hablamos de las alternativas de financiamiento para emprendedores.

La financiación que va a necesitar nuestro negocio, tanto en cantidad como en qué forma va a depender mucho del tipo de proyecto que tengamos, las circunstancias concretas y del mercado en el que nos encontremos, por ello no existe una única solución. Pero una vez que te has dado cuenta de la necesidad de recaudar fondos, podrás optar por una alternativa u otra dependiendo de tu situación concreta. A continuación vamos a ver algunas alternativas de financiación disponibles que tienes como emprendedor:

Principales ventajas del agente inmobiliario autónomo

Autofinanciación de la empresa o Bootstrapping

Cuando acabamos de comenzar un negocio, quizás la mejor forma de financiar nuestro proyecto es la conocida como "bootstrapping" o autofinanciación. Los emprendedores noveles suelen tener problemas para conseguir financiación sin mostrar primero cierta tracción y métricas. Puedes invertir de tus propios ahorros o conseguir que tu familia y amigos contribuyan. Esto será más fácil que financiarse con una entidad tradicional, debido a que hay menos formalidades/trámites, además de menos costes de financiación. Además, la familia y amigos (los conocidos como 3F’s – Family, Fools & Friends) suelen darnos mejores condiciones en cuanto a tipo de interés y tiempo para devolver el préstamo.

La autofinanciación no solo debería plantearse como la primera opción cuando se comienza un proyecto, sino que cuando tienes tu propio dinero invertido en tu idea, estás atado al negocio. En una fase posterior, los inversores lo consideran una buena señal, ya que alinea los incentivos y los riesgos.

Si la necesidad de financiación inicial no es muy grande, el bootstrapping debería ser la mejor opción, pero hay algunas ideas que necesitan una cantidad de dinero sensiblemente superior para poderse poner en marcha, en estos casos la autofinanciación y las 3 F’s seguramente no sean suficientes y habrá que buscar otras alternativas.

El bootstrapping también consiste en estirar al máximo los recursos, tanto financieros como de otro tipo.

Transformación digital

El crowdfunding

Una de las vías de financiación que más popularidad está ganando en los últimos años es el “crowdfunding”. Existen varias formas de financiarse a través de esta vía, y es que podemos establecer campañas de recompensa, recurrir a préstamos en crowdlending, o financiar nuestra empresa vendiendo parte de ella en el crowdequity. Cada una de ellas tiene características muy concretas que deberemos estudiar bien, así como a través de que plataforma la solicitamos. Pero todas tienen algo en común, y es que es una forma de que cualquier persona pueda financiar nuestro negocio y hacerles partícipes desde cantidades muy pequeñas.

¿Por qué deberías considerar el Crowdfunding como opción de financiación para tu negocio?

La financiación a través de crowdfunding no solo nos ayudará a dar vida a un proyecto sin recurrir a los actores financieros tradicionales, como los bancos, sino que puede ayudar a generar interés en nuestro producto o servicio.

Algunas plataformas de crowdfunding populares son Crowdcube, Kikstarter, GoFundMe y en España Lanzanos, SociosInversores o LaBolsaSocial.

¿Cuáles son los errores que surgen al implementar un ERP?

Business Angels

Los business angels son inversores particulares con capital e interés en invertir en nuevas empresas. Muchas veces trabajan en grupos de redes para analizar colectivamente las propuestas antes de invertir y pueden ofrecer asesoramiento y experiencia además de la inversión de capital.


Los business angels han ayudado a poner en marcha muchas empresas, como Google, Yahoo y Alibaba. La financiación a través de estos ángeles de empresas es muy común en los primeros momentos de un proyecto, cuando todavía está en fase semilla o con sus primeras métricas. Por el contrario, los business angels suelen invertir cantidades menores que los Venture capital (que se tratan en el siguiente punto).

Venture capital

Los fondos de Venture capital son fondos de inversión gestionados por profesionales que invierten en empresas con un gran potencial. Suelen invertir en una empresa a cambio de una participación importante y salen de ella cuando se produce una adquisición o una salida a bolsa (IPO).

Los fondos de capital riesgo aportan experiencia y asesoramiento, y actúan como prueba de fuego de hacia dónde va la organización, evaluando el negocio desde el punto de vista de la sostenibilidad financiera y la escalabilidad.

Una inversión de capital riesgo puede ser apropiada para las pequeñas empresas que han superado la fase de inicio y ya generan ingresos. Las empresas de rápido crecimiento, como Uber o Glovo, pueden obtener varios de millones de euros que pueden utilizar para invertir y hacer crecer su empresa de forma acelerada.

Sin embargo, los fondos de Venture capital suelen buscar oportunidades grandes, empresas que tengan un equipo fuerte y una buena tracción.

Método Lean Strartup

Incubadoras y aceleradoras de empresas

Las empresas en fase inicial pueden considerar los programas de incubadoras y aceleradoras como una opción de financiación. Estos programas, que se encuentran en casi todas las grandes ciudades, ayudan a cientos de nuevas empresas cada año.

Las incubadoras y aceleradoras proporcionan herramientas, formación y una red de contactos a una nueva empresa. Estos programas suelen tener una duración de entre 4 y 8 meses y exigen un compromiso de tiempo por parte de los empresarios. Además, a través de estas plataformas podrás establecer buenas conexiones con mentores, inversores y otras startups.

En Estados Unidos, empresas como Dropbox y Airbnb empezaron con una aceleradora: Y Combinator.

Conclusión

Si quieres crecer rápido, probablemente necesites fuentes de capital externas. Si tu empresa permanece sin financiación durante demasiado tiempo, puede que no pueda aprovechar las oportunidades que ofrezca el mercado.

Aunque existen muchas vías de financiación más tradicionales, como bancos y préstamos, en este artículo hemos visto algunas alternativas no tan conocidas para que tu negocio pueda obtener capital para seguir creciendo de la forma que realmente necesita.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No