Así puedes emprender un negocio por segunda vez

Héctor Sanmiguel

Empezar un negocio después de fracasar la primera vez puede no parecer la mejor opción, pero si lo piensas por un poco verás que hay muchos beneficios y ventajas competitivas, y quizás sea el mejor momento para comenzar un proyecto ahora que ya sabes mucho más que la primera vez. Sin duda, tras que un primer intento fracase suele haber periodos duros y la confianza muchas veces brilla por su ausencia, e posible que hayamos perdido dinero en nuestra inversión en el negocio y todo el trabajo que hemos realizado, así como el tiempo dedicado y las noches sin dormir parecen en balde. Sin embargo, si miras el lado positivo, te darás cuenta de que fracasar la primera vez te da la oportunidad de hacerlo mejor la siguiente, y ahora cuentas con toda la experiencia que no tenías al principio, algo que puede marcar la diferencia al emprender un negocio por segunda vez.

Consejos para emprender un negocio por segunda vez

Claves para emprender un negocio por segunda vez

Si repasas algunas de las biografías de los mejores empresarios del mundo, es muy difícil encontrar a alguien que lo haya hecho perfecto la primera vez, y es que no es sencillo emprender un negocio por primera vez y triunfar. Por eso, hemos en este articulo vamos a ver algunas de las razones y cosas para tener en cuenta cuando quieras emprender un negocio por segunda vez.

1. Céntrate en lo que te apasiona

Casi todos los expertos y emprendedores de éxito insisten en la importancia de tener un negocio que te apasione, esto asegurará que tengas la motivación y estés dispuesto a superar los desafíos que vayan viniendo, así como mantenerte fuerte.

Es muy importante que sepas cuál es tu pasión y por qué. Si en el proceso de creación y gestión de tu primer negocio llegaste a perder el interés y te sentiste frustrado, puede que sea mejor replantearse la idea de negocio hacia algo que realmente forme parte de ti.




Puede estar bien iniciar un negocio porque las perspectivas económicas y de rentabilidad son altas, pero a largo plazo, sólo la pasión te hará seguir adelante.

2. Pon tu experiencia a trabajar

Una de las principales ventajas con la que cuentas es tu experiencia previa. Esta debe servirte para evitar algunos d ellos errores más comunes que todo emprendedor suele cometer, y que tú ya cometiste. Por ello, es importante que tomes nota de dónde has podido equivocarte en tu primer intento y trates de corregir los aspectos que te llevaron al fracaso para emprender por segunda vez con un mayor éxito.

Esta es una forma estratégica de enfocar un negocio y garantiza que no se repitan los patrones que ya vimos que no conducen a nada. Por ejemplo reconsiderar la ubicación de la empresa el marketing, la política de personal o la financiación son aspectos claves sobre los que una experiencia previa tiene mucho que decir.

3. Mantén a tus clientes en el centro de tu negocio

Los clientes fieles son el éxito de su negocio. Hazlos partícipes de la estrategia de la empresa, de la planificación de las campañas de marketing y del desarrollo de los nuevos productos.

Ten en cuenta sus puntos de vista, sus comentarios, tanto los buenos como los malos, y recompénsalos haciéndoles ser parte de la familia. Como ejemplo, la cadena de cafeterías Starbucks, no teme invertir tiempo y dinero en crear la mejor experiencia al cliente del mundo, optimizando sus procesos de contratación, formación y atención al cliente.

4. El flujo de caja es la sangre de tu negocio

Sin un flujo de caja constante, tu intento de emprender por segunda vez puede acabar por fracasar. Esta es una de las primeras causas y más comunes de fracaso en los nuevos negocio, ya que no se suele controlar y dar la importancia necesaria al flujo de caja en la empresa.

En primer lugar, haz una previsión del flujo de caja para saber qué dinero entra y sale y en que plazos. Utiliza la previsión para proyectar las ventas y los gastos posibles, de modo que sepas que necesidades de liquidez podemos tener y con que vamos a cubrirlas a corto y medio plazo.

Cosas tan sencillas como una gestión conservadora de la liquidez, el envío de facturas a tiempo, la aceptación de pagos por adelantado, el pago de facturas y el seguimiento de los clientes más importantes son aspectos que facilitaran que nuestro proyecto no se quede sin la gasolina que necesita para reinvertir y seguir creciendo.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No