IVA para autónomos

Juanma Caurin
Una correcta gestión del IVA de un negocio, es fundamental para evitar verdaderos quebraderos de cabeza y tener claras nuestras cuentas de ingresos y gastos. Administrar correctamente los impuestos de los autónomos, es un punto clave para poder cumplir con todas nuestra obligaciones. El caso del IVA es especialmente confuso para los trabajadores, por lo que aquí te explicamos todo lo que debes saber para entender y saber cómo gestionar este tributo.

Iva para autónomos
Imagen: Lisa S. || Shutterstock

¿Qué es el IVA?

El IVA, o Impuesto sobre el Valor Añadido, se considera un impuesto indirecto, ya que no se paga directamente a Hacienda, sino que recae sobre el consumo de las empresas. De esta forma, las personas cuando adquieren un bien o un servicio están pagando el IVA que ya va incluido en el precio. Por ello, las empresas y autónomos actúan como intermediarios entre los consumidores y el destino final del impuesto que es la Administración.

Así, los autónomos deben aplicar el porcentaje de IVA correspondiente a sus productos y recolectarlo para dárselo a Hacienda, ya que ese dinero no deberá ser contado como un beneficio. Debemos saber que existen tipos de IVA dependiendo de los productos que se ofrezcan, al igual que también existen actividades que no deben aplicar IVA a sus actividades. Consulta toda la información acerca

¿Cómo calcular la declaración del IVA?

Debemos tener en cuenta que todos los trabajadores autónomos que realicen actividad profesionales, empresariales, las sociedades mercantiles, los arrendadores de inmuebles o promotores inmobiliares, deben realizar la declaración del IVA de forma obligatoria.

El funcionamiento de la declaración del IVA y el cálculo de la cantidad que se debe pagar es muy sencillo. Solo se trata de encontrar la diferencia entre el IVA que se ha pagado por parte del autónomo, y el que ha obtenido a través de sus facturas. Por ello, es probable que deba pagar, pero también es posible que se le devuelva dinero, si pagado una mayor cantidad de IVA durante ese periodo. Para comprenderlo debemos tener claros tres conceptos:

  • IVA repercutido: es el IVA que se ha cobrado a través de facturas que hemos emitido. Se calcula multiplicando el precio de venta de cada factura por el % de IVA aplicado en cada factura.
  • IVA soportado: se trata del IVA que hemos pagado mediante las compras y gastos de nuestra actividad. También lo calculamos multiplicando el precio de venta por los tipos de IVA aplicado de las diferentes facturas.
  • IVA a pagar: es la diferencia entre el IVA repercutido y el IVA soportado. El resultado será la cantidad que debemos pagar o cobrar.

Las declaraciones de IVA se realizan de forma trimestral y anual. Para ello, se deben presentar los siguientes documentos:

  • Modelo 303 – Declaración trimestral de IVA
  • Modelo 390 – Declaración Resumen Anual de IVA

Regímenes de IVA

Los regímenes de IVA son las modalidades que ofrece la Administración Pública para la gestión y pago del IVA. Cada uno de los tipos de regímenes de estimación posee unas características y requisitos diferentes o están dirigido a unas actividades concretas. Conoce toda la información acerca de cada uno de ellos y escoge el que más se adecue a tus necesidades.

  • Régimen general
  • Régimen simplificado
  • Régimen especial de IVA con criterio de caja
  • Régimen de devolución mensual del IVA
  • Régimen especial de recargo de equivalencia
  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No