Beneficios de la gestión del talento en las empresas

Clara Nieva

Curso online reclutamiento y selección del personal Intefi

La gestión del talento es una disciplina muy grande que abarca muchas de las competencias del departamento de recursos humanos. Algunas como la captación, la formación y asegurar la continuidad de los profesionales. En definitiva, iniciativas destinadas a las personas y al desarrollo de la organización.

En el contexto empresarial actual la empresa toma una nueva dimensión en la que los cambios que se suceden en el mundo tienen sus consecuencias en este entorno. Por ello, la gestión del talento aporta un valor muy importante en las organizaciones y empresas al maximizar el rendimiento de los integrantes del equipo. Dado que al aumentar sus capacidades y aptitudes se esforzarán al máximo.

Esto permite detectar las áreas de oportunidades que el equipo posee o necesita y que puede desarrollar en le empresa. En este artículo nos vamos a centrar en los beneficios de aplicar las técnicas de gestión del talento en la empresa.


Ventajas de implantar la gestión del talento

Andrey_Popov || Shutterstock

5 Ventajas de la gestión del talento en la empresa

A continuación te presentamos alguna de las ventajas operativas más importantes de aplicar esta nueva técnica de gestión de equipos.

1. La elección de la persona correcta

Elegir a la persona adecuada muchas veces puede ser complicado. Por ello, es importante saber identificar las competencias y habilidades que poseen los candidatos y los propios trabajadores. Tanto desde el punto de vista de la organización como de los trabajadores, porque si ambos actúan en consonancia aumentará la productividad y la satisfacción de ambos.

En este sentido, permite desarrollar equipos con las competencias necesarias para cada departamento. Provocando de nuevo un aumento de la productividad al optimizar los resultados.

2. Mantener el talento

La fuga de talentos es una de las principales preocupaciones de los responsables de las empresas. Retener al talento significa luchar por el liderazgo y hacerse un sitio en el mercado. Las organizaciones que fallan en esta tareas se ven obligadas a competir. El objetivo por tanto en este punto es trazar estrategias de reclutamiento, de formación y  de cómo retener el talento humano para crear compromiso con la calidad.

Mantener el talento nos permitirá alienar los conocimientos específicos que demanda la empresa con la de nuestros trabajadores.

3. Elegir a los mejores

Elegir el talento es seguro de éxito. Los programas de gestión del talento planteados por los recursos humanos se centran en ofrecer a sus trabajadores programas de capacitaciones y evaluaciones. Así integrar los objetivos de desarrollo de la persona según su perfil, y conforme a su rango dentro de la empresa. Esta coalición tiene como resultado la consecución de un fuerte compromiso entre el empleado y la organización.

4. Entender las necesidades de los trabajadores

Mediante las evaluaciones que hemos comentado antes podemos obtener mucha información. Por un lado, una visión profunda de la gestión de los empleados y las necesidades de desarrollo de cada uno de ellos. Por otro, determinar cuáles son sus motivaciones para poder mejorar el clima laboral de nuestra empresa.

Fomentar un clima laboral de cooperación y liderazgo mientras se se incrementa la motivación y satisfacción de los empleados. Por ello, es tan importante desarrollar al capital humano en el crecimiento profesional promoviendo la formación progresiva y constante.

5. Evaluar el esfuerzo

Por último, elaborar un plan de evaluación de las propuestas. Esto nos permitirá discernir entre los aciertos y errores en la elección de las formaciones, y como todo, mejorar el siguiente año. También conocer las nuevas capacidades de nuestros empleados y redefinir un sistema de remuneración más justo para todos ellos en base a las competencias y definir más precisamente formas sobre cómo atraer el talento humano a la empresa.

Implementar en las organizaciones las técnicas de gestión del talento se vuelve una tarea casi necesaria dados sus numerosos beneficios. Estos permitirán que tengas una visión en profundidad sobre que necesita el equipo humano. El resultado de todos estos procesos es una plantilla más comprometida y motivada. Además de ser una forma de aprendizaje sobre la gestión del talento.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No