Biblia de franquicia: Promoción y publicidad local

El franquiciado asume los costes de la publicidad local que  está destinada al público de la zona de influencia donde desarrolla la actividad.

Esta acción de comunicación se desarrolla sobre todo antes de la apertura, para dar a conocer los servicios y productos que el cliente podrá tener obtener en nuestros establecimientos y se deberá prolongar en el tiempo, con el fin de mantener la imagen de un establecimiento vivo, que está permanentemente actualizando su oferta de productos y atendiendo en todo momento las necesidades de los clientes.


La publicidad y promoción que el franquiciado haga en su zona de influencia ha de prolongarse a lo largo del tiempo, para no dar la sensación de ser un establecimiento estancado y mucho menos actuando en el sector en el que operamos.

De manera que si realizamos acciones de comunicación a lo largo del tiempo con una asiduidad prevista de antemano, transmitiremos al público que somos un establecimiento vivo, que está innovando.