Eligiendo al socio adecuado

socio negociosLos emprendimientos o las empresas no son necesariamente esfuerzos personales.

Muchas veces se necesita de un socio para hacer despegar el  negocio. Lo ideal es encuentrar el adecuado.

Al establecer sociedades se reparte el riesgo del negocio, ya que dos o más comparten la situación de aportar capital.


Por otra parte, desde el punto de vista del negocio, hay mayores posibilidades de innovación y creatividad, ya que dos o más personas tienen más ideas que una sola.

Además, es posible compartir las responsablidades de la gestión y no se concentra todo el accionar en una persona, lo que conlleva mayor desgaste y estrés. Es importante visualizar las competencias que tiene cada socio y hacer que cada uno se dedique a lo que mejor sabe hacer o donde tiene mayores capacidades.

Hay  varios aspectos  a la hora de elegir socios o formar una sociedad:

  • Elegirlos con la mayor libertad posible
  • Desde el comienzo dejar muy en claro el rol y participación de cada uno (en caso de ser posible, por escrito)
  • Cuando llega  el éxito, hay que ser muy inteligentes para mantener una buena relación.
  • Buscar socios complementarios.
  • Nunca llevarse mal con la pareja del socio
  • Un socio no es siempre un amigo, las sociedades se suelen disolver, debemos cuidar siempre nuestros intereses

Aunque no son absolutos, estos puntos sirven como guía para poder desarrollar alianzas que perduren en el tiempo y que sean rentables.