Claves para potenciar las relaciones interpersonales en tu empresa

Verónica Ruiz

La empresa no solo es un lugar de trabajo, sino también de convivencia entre los propios trabajadores de la compañía. Por tanto, desde Recursos Humanos es importante poner en práctica habilidades sociales que hagan que el personal se sienta cómodo trabajando.

Los empresarios suelen opinar que los profesionales han de ser capaces de trabajar del mejor modo posible en equipo, dejando en un segundo plano los posibles conflictos laborales interpersonales, apelando a la madurez de las personas. No obstante, el empresario también debe prestar atención a estas interacciones entre los individuos que componen su plantilla. Presentamos una serie de razones para esta afirmación:

La comunicación verbal y no verbal entre la plantilla es básica para generar armonía en las relaciones entre el personal, ya que esto potenciará los buenos resultados. Asimismo, se debe prestar atención a los procesos internos de comunicación. Tanto los colaboradores ,como los que gestionan los proyectos, han de relacionarse y llevar a cabo las tareas. Desde la directiva de la empresa, se ha de estar abierto a nuevas ideas y tener un constante feedback con los empleados.

Relaciones interpersonales

Rawpixel.com || Shutterstock

Trabajar en equipo debe ser una experiencia positiva y para ello es necesario crear un ambiente laboral de respeto, abierto en el que todos puedan compartir ideas, sin temor al ridículo o ser juzgados por sus opiniones. Conviene recordar que las alianzas con empresas reportan beneficios. ¿Por qué no hacer una alianza con las personas con las que trabajamos?

¿Cómo potenciar las relaciones en el trabajo?

Por todo lo mencionado con anterioridad, vamos a enumerar una serie de técnicas para potenciar las relaciones interpersonales.

Escucha activa

Ya sea en la relación entre el franquiciador y el franquiciado o el emprendedor y el empleado se trata de escuchar verdaderamente a la otra persona y comprender qué es lo que necesita. Es cierto, que en la sociedad tan vertiginosa en la que vivimos, siempre estamos con prisas. Pero para este caso es necesario darle a la otra persona el tiempo necesario para que pueda expresarse apropiadamente.


En base a esto deberemos detectar y comprender cuáles son sus necesidades. Dicho de otro modo, leer entre líneas. Esto es ver las ideas que subyacen en el discurso y no dar nada por sentado. En el caso de haber quedado alguna duda, será necesario preguntar a nuestro interlocutor para asegurar que hemos comprendido todo. Si se logra un entendimiento se puede conseguir una buena colaboración.

Win-win

En marketing existe una estrategia llamada win-win en la que todos ganan. También podemos aplicarla a las relaciones interpersonales en las que ambas partes ganen. Además, es la mejor forma de generar confianza, lealtad y ayudar a alcanzar las metas fijadas por la empresa.

El empresario debe estar atento a que no surjan trabajadores que adopten papeles de: víctima, salvador o perseguidor de los empleados. En ocasiones, esto hace que se generen vínculos negativos, que causan desgaste emocional en los empleados. Normalmente se suelen adoptar tres conductas: víctima, salvador o perseguidor.

  • La víctima suele ser pasiva y son los demás quienes le resuelven sus problemas laborales. Normalmente se queja de todo, pero no hace lo posible por solucionar los problemas.
  • Otro papel que suelen adoptar algunos trabajadores es el de salvador, asumiendo responsabilidades que no le corresponden. Como consecuencia, se autoimpone la obligación de resolver los problemas de otra persona causando más estrés sobre el primero.
  • Por último, está la figura del perseguidor que intenta controlar a todos los compañeros diciéndoles lo que tienen que hacer, pero sin tomar en consideración la opinión de estos.

Como consecuencia de todo esto se crean malas relaciones, aumenta la ansiedad en el trabajo, se genera estrés y se reduce el rendimiento laboral.

No se deberá crear angustia en el entorno

En las empresas es habitual que en alguno de los departamentos se genere más tensión que en otros. Por esta razón, es necesario analizar la situación, ver las ventajas e inconvenientes, ver los límites existentes y tomar la decisión más adecuada.

Hay otras acciones que son muy sencillas de realizar, pero que a veces no reparamos en ellas: siempre sonreír, llamar a las personas por su nombre para que se sientan integradas e intentar aportar soluciones, en vez de problemas.

 

Aumentar y potenciar las relaciones personales entre tus empleados es esencial para un correcto funcionamiento de la empresa y un equipo motivado para la consecución de los objetivos. Sus beneficios son incontables para la organización y los empleados. Por ello, es necesario trabajar por el bienestar laboral de tus trabajadores si quieres que tu organización vaya en la dirección adecuada.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No