Claves para realizar la conciliación bancaria eficazmente

Vaya por delante que hacer la conciliación bancaria no es obligatorio, pero sí que es algo altamente recomendable. Al fin y al cabo, el seguimiento y comparación regular de nuestras cuentas y el dinero que la empresa tiene en el banco nos ayuda a una mejor gestión de la tesorería de la empresa, un uso más eficiente de nuestros recursos. Eso sí, en ocasiones puede resultar algo tedioso, de ahí que muchas empresas no la hagan. Por eso te proponemos unos consejos para hacer la conciliación bancaria de forma simple y eficaz.

Hacer una conciliación correctamente

Zadorozhnyi Viktor || Shutterstock

Recopila todos los datos necesarios

Si quieres que la conciliación bancaria sea algo rápido, que no te lleve mucho tiempo, es necesario que tengas todos los datos y la documentación imprescindibles para hacerla. Si los recopilas todos antes de ponerte, podrás trabajar de forma simultánea con los diferentes datos, lo que nos ofrece una visión mucho más ajustada a la realidad económica de la empresa que si empezamos con unos datos y vamos avanzando a medida que los recopilamos. Si no tienes todos los datos, casi es preferible no ponernos con la conciliación.


Pero no solo haremos una conciliación bancaria más ajustada a la realidad, también nos permite ahorrar mucho tiempo. La podrás hacer del tirón, sin tener que dedicar varias sesiones a ello. Por eso, antes de empezar revisaremos que tenemos toda la documentación a nuestra disposición y, si no es así, se la pediremos a los comerciales o trabajadores que no nos la hayan remitido. Cuando lo tengas todo, puedes empezar con la conciliación bancaria.

Utiliza una plantilla de conciliación bancaria

Las plantillas de Excel están pensadas para facilitarnos cuestiones como la conciliación bancaria, que se puede hacer de forma sencilla a través de herramientas como la plantilla de conciliación bancaria que te ofrece Emprendepyme. Se trata de un documento que nos permite optimizar el trabajo, ya que en un solo documento podemos organizar toda la contabilidad de la empresa: el dinero que ingresamos, los gastos reales, el estado de cobros y pagos... Así, se puede seguir el flujo de capital.

El hecho de tener el proceso prácticamente automatizado nos permite, entre otras cosas, evitarnos los errores al hacer la conciliación bancaria de forma manual, algo que puede producir descuadres si nos equivocamos en algún número. Para un análisis más completo y visual, la plantilla de Excel de conciliación bancaria cuenta con un dashboard que nos ayuda a interpretar de forma muy visual la evolución de las cuentas de la empresa, analizar de donde proceden los ingresos, a donde van los gastos, etc.

Cuidado con los descuadres

Un consejo muy importante en la conciliación bancaria es andarnos con pies de plomo con los descuadres, ya que pueden causar errores dramáticos... pero que se pueden solucionar fácilmente si nos damos cuenta a tiempo. Por eso, cuestiones como tener un apunte por duplicado, olvidarnos de contabilizar un movimiento, equivocarnos al colocar una coma o equivocarnos en el orden de los dígitos son errores que pueden parecer absurdos pero que harán que las cuentas no cuadren. Por eso, podemos revisar que cada dato es correcto después de introducirlo. Así detectaremos antes el error.

Haz la conciliación bancaria por tramos

Si a pesar de estas precauciones todavía hay descuadres, o para evitar que estos aparezcan en el futuro, podemos hacer la conciliación por tramos. Por eso, empezaremos revisando que el saldo final del mes anterior coincide entre nuestros apuntes y el dinero en el banco. Las operaciones de los últimos días de mes pueden registrarse en el banco a principios del siguiente, así que comprueba si el desfase se debe a esa circunstancia especial. Esta revisión por tramos nos permite detectar los descuadres y solucionarlos rápidamente.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No