¿Cómo abrir una franquicia?

Si tu perfil es de ser emprendedor más que de empleado, una opción muy atractiva es la franquicia. Para muchos, es una forma de emprender con mayores garantías que un proyecto independiente, al tratarse de un modelo de negocio ya probado y tras el cual hay una marca reconocida de cierta trayectoria y prestigio.

Para los emprendedores interesados en el mundo de las franquicias, deberás tener claro algunas cosas antes de invertir en una de ellas. Por ello, aquí queremos explicarte cómo abrir una franquicia paso a paso.

¿Cómo emprender a través de una franquicia?

Para abrir una franquicia es conveniente que que sigas los pasos lógicos de cualquier emprendimiento, así como algunos específicos de las franquicias. Aquí podrás ver los pasos y consejos para adquirir una franquicia.

Comprar una franquicia

Imágenes: tsyhun || Shutterstock

Estudio previo antes de adquirir una franquicia

El estudio de condiciones, la planificación y el análisis, son pasos previos a tomar cualquier decisión respecto a la compra de una franquicia:

  • Analízate a ti mismo para:
    • Asegurar que quieres entrar en el mundo de los franquiciados con sus ventajas y sus inconvenientes.
    • Saber con qué tipo de negocio quieres emprender. Preselecciona de entre todas las franquicias existentes, aquellas con una actividad con la que te sientas cómodo, mejor todavía si ya dispones de cierta experiencia y conocimientos.
  • Elabora tu Plan de negocio: define tus objetivos empresariales, calcula tu disponible para invertir, tus costes operativos, tus beneficios esperados,…
  • Realiza un estudio de mercado respecto a la zona y el sector que te interesa para asegurar que es un sector que está en expansión y no en retroceso. También es importante que elabores un análisis de la competencia para saber un poco más acerca de las empresas que compiten en el mismo mercado que tu negocio.
  • Debes revisar la legislación vigente que pueda afectarte. No sólo en lo relativo a las franquicias, también en lo referente al negocio (LOPD, competencia, arbitraje, licencias,…).
  • Determina cuál es la forma jurídica que más te conviene (autónomo o S.L.)
  • Con la información de los puntos anteriores ya puedes analizar las distintas opciones para contactar con aquellas franquiciadoras que más se adecúen a tus intereses y plan de negocio (tanto por la actividad como por los términos económicos):
    • Estudia el modelo de negocio del franquiciador: organización, procedimientos de gestión, proveedores, márketing, royalties, obligaciones de compra de material … la formación que proporciona, apoyo durante el arranque,…
    • Será crucial hablar con otros franquiciados y te expliquen las ventajas, pero especialmente los problemas actuales y pasados, cómo es la comunicación franquiciadora-franquiciado, cómo fue su puesta en marcha,… Esta información será vital a la hora de elegir la franquicia final.
    • Es habitual concertar una entrevista entre franquiciador y franquiciado, y será un momento perfecto para plantear todas las inquietudes que no hayas aclarado todavía.

Tareas administrativas para emprender comprando una franquicia

La burocracia, obviamente, también reclama su atención para poder abrir una franquicia:

  • En ocasiones se firma un pre-acuerdo para reservar la zona franquiciada hasta la firma del contrato definitivo.
  • Formaliza la personalidad jurídica que hayas seleccionado.
  • Busca la financiación que necesites según lo calculado en el plan de negocio.
  • Encuentra el local adecuado para tu emprendimiento (zona, tamaño, distribución,…)
  • Obtén la licencia de apertura, permisos y otras gestiones
  • El contrato de la franquicia, tus obligaciones y derechos como franquiciado. Es un punto clave del proceso, si no el más importante. Ante cualquier duda de comprensión del contrato o sus implicaciones, plantéate consultar con expertos en franquicias que puedan asesorarte correctamente. Recuerda que este contrato será la normativa de tu emprendimiento, el que regule tus derechos y obligaciones durante su vigencia.

Abrir una franquicia

Por fin, el último paso será la apertura de la franquicia, tendrás que realizar la formación que te propone el franquiciador, contratar a tus empleados,… ¡y comenzar la actividad!

Emprender comprando una franquicia y alcanzar el éxito requiere, tanto como en cualquier otro tipo de emprendimiento, combatir el miedo a emprender, y llevar a cabo todo el proceso de análisis y estudio.

Existen asesores especializados en franquicias que pueden ayudarte desde el inicio, y especialmente en la lidia con el contrato, no dudes en recurrir a ellos para comenzar con buen pie. Si ya tienes claro que quieres emprender a través de una franquicia puedes consultar toda la información necesaria para crear una empresa.

Crear una empresa