¿Cómo agilizar los trámites para abrir un negocio?

A la hora de poner en funcionamiento un negocio siempre surgen dudas sobre el proceso de constitución de una empresa y, sobre todo al principio, suele reinar la confusión. Muchas veces, por puro desconocimiento, se dejar de hacer cosas imprescindibles a la hora de poner en marcha un nuevo proyecto, por eso en este post vamos a proporcionar consejos para agilizar los trámites de apertura.

Formas de agilizar los trámites de apertura de una empresa

En primer lugar, es primordial contar con un buen asesoramiento. Busca una figura de referencia que te guíe en el proceso de creación de una empresa, bien sea un gestor o una ventanilla de cualquier administración y  que te explique con detalle cuáles son los trámites para abrir un negocio.

Para empezar, debes saber que para obtener una licencia de apertura la teoría dice que puede pasar entre dos semanas y cuatro meses, pero la práctica evidencia que el proceso normalmente se resuelve en un periodo que va desde los seis meses desde la petición de la solicitud a los dos años. Esta postergación hace que muchos empresarios prefieran trabajar sin licencia durante los primeros meses, aun a riesgo de ser sancionados.

Abrir un negocio con rapidez

Imagen: smolaw || Shutterstock

Este es un solo ejemplo que evidencia que los trámites se tienen que iniciar con toda la antelación posible, pues pueden retrasar considerablemente la puesta en funcionamiento del negocio.

De igual madera, debes revisar muy bien cuáles son los requisitos de apertura porque varían de una autonomía a otra, incluso de un municipio a otro. Además, las normas cambian con una velocidad vertiginosa, por lo que mejor que puedes hacer es pedir información totalmente actualizada a la administración más próxima.


Otro consejo es que hagas fotocopias de toda la documentación que vayas a presentar. Para que tengas una idea, la documentación más habitual es la que se refiere a la identificación de la empresa y el titular de la misma, como DNI, NIF, alta en la Seguridad Social y el IAE, el acta de constitución de la sociedad y los poderes de representación del socio. También es frecuente entregar documentación relativa al propio negocio y al titular como la memoria explicativa o la titulación y datos del local, como la escritura o los planos del local.

Trámites genéricos para montar un negocio

Por otra parte, los trámites genéricos son aquellos que todos los negocios tienen que cumplir antes de ponerse en marcha y son la declaración previa al inicio de efectuar operaciones, el alta en el IAE y en el IVA, la declaración censal del inicio de actividad y la obtención del CIF (todo esto en Hacienda).

Igualmente, en el caso de no ser autónomo, se deberá inscribir la sociedad en el registro mercantil y en la Tesorería General de la Seguridad Social se tendrán que inscribir el empresario en el RETA (en el caso de que vaya a trabajar como autónomo), inscribir a la empresa y dar de alta a los empleados.

En otro orden de cosas, si un empresario tiene varios trabajadores a su cargo tiene la obligación de velar por su seguridad durante la jornada laboral, cumpliendo con todas la regulación relativa a la prevención de riesgos laborales. Para ello, deberá comunicar la apertura del centro de trabajo para que se puedan realizar inspecciones que velen por la seguridad de los trabajadores. Con esto, deberás contar con un plan de prevención elaborado por un experto que minimice al máximo los posibles riesgos.

Ahora que ya conoces qué es necesario para poner en funcionamiento una empresa, además de las licencias para abrir un negocio, te recomendamos que tengas en cuenta esta información para evitar contratiempos innecesarios, que son fácilmente subsanables contando con la información oportuna y realizando todos los trámites obligatorios. Descubre todos los trámites para crear una empresa y no tengas ningún problema administrativo que pueda acarrear sanciones para la empresa en sus inicios.

Tramites para constituir una empresa

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No