¿Cómo crear una empresa de reformas?

Las empresas de reformas son una de las posibilidades de negocio que mejor perspectivas tienen en el sector de la construcción. Los elevados precios de la vivienda nueva junto a la creciente moda de vivir en edificios con encanto hacen que el sector de las reformas no pare de crecer. Si llevas tiempo pensando en crear una empresa de obras atento a este artículo, donde explicamos cómo montar un negocio de reformas paso a paso.

Dados los elevados precios de la viviendas se da una imposibilidad de adquirir residencias, por lo que muchas veces se opta por el mantenimiento de las que ya se tienen en propiedad y al ajuste para que se adapten a las nuevas necesidades de los propietarios.

Además, los precios altos que se encuentran en el mercado inmobiliario de primera mano hace que los compradores adquieran una vivienda de segunda mano. Este tipo de viviendas suele necesitar algún tipo de reforma, bien sea por necesidades concretas de mantenimiento, por hacer una limpieza de cara o una redistribución de las estancias.

Abrir una empresa de reformas

Imagen: Piyapong Wongkam || Shutterstock

Además, la nueva moda de recuperar viviendas antiguas en edificios con encanto hace que las empresas de reformas cobren también protagonismo para darle nueva vida a estas residencias según las necesidades y gustos de sus nuevos propietarios.

Pasos para montar un negocio de reformas

En principio se recomienda adoptar la forma jurídica de sociedad limitada. En cuanto a instalaciones, es preferible empezar con un almacén, un taller, oficina y aseos. En relación al equipo humano es aconsejable formar un equipo de al menos cuatro personas: un promotor, un albañil, un peón y un fontanero y subcontratar otros servicios que la obra pueda requerir.

Por lo que se refiere a la maquinaria, necesitarás un vehículo, una cortadora de azulejos, una hormigonera, una rebanadora, herramientas básicas como la carretilla, el nivelador, el pico o el martillo. Para gestionar mejor cada reforma es conveniente que cuentes con un equipo informático donde des buena cuenta de todas las fases del proyecto.


En primer lugar debes definir tu idea de negocio, elaborando un plan de empresa de reformas. Para ello, es conveniente mostrar cierta especialización. De hecho, la especialización es una de las mejores estrategias sobre cómo captar obras y reformas para tu nueva empresa. Cuanto más especializada esté, mejor funcionará en un nicho de mercado concreto.

En función del entorno en el que se ubique el negocio se podrá centrar la actividad en reformas de particulares, aún más, reformas para gente joven o personas mayores; reformas para pequeños locales comerciales o reformas para grandes superficies.

También en este apartado hay que aportar una propuesta de valor, concretar cuál es el valor añadido que ofrece tu empresa dentro de su sector. Puedes diferenciarte por los precios, los materiales, las facilidades de pago, los plazos, la creatividad,  o la funcionalidad, entre otras muchas cosas.

En una segunda fase de este plan de negocio de albañilería deberás realizar un análisis del mercado y de tu competencia, además de segmentar tus clientes.

En un siguiente apartado debes realizar una previsión de ventas y, a renglón seguido, una de inversión, costes  y gastos para llegar a un último apartado en el que se recoja una estimación de resultados y tesorería.

Conviene señalar que se estima que la inversión inicial en una empresa de este tipo puede superar perfectamente los 100.000 euros. De igual manera se estima que la facturación del primer año de actividad puede superar los 300.000 euros.

Ahora que ya conoces cuáles son los pasos básicos para montar una empresa de reformas ya puedes empezar a dar el primer paso: elaborar un buen plan de negocio para garantizar la viabilidad de tu proyecto.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No