Cómo elegir el nombre de mi empresa

Patricia Nuño
Uno de los primeros pasos para crear una empresa una vez ya tienes definida una idea de negocio, es el de poner nombre a la empresa nueva. Sin embargo, ésta es una tarea compleja que requiere de gran creatividad y originalidad. No se debe buscar un nombre al azar, sino que tiene que tener relación con el producto o servicio que vayas a ofrecer, que sea llamativo y que, sobretodo, sea fácil de recordar por parte de los clientes. A continuación, te detallaremos las pautas y daremos unos consejos sobre cómo elegir el nombre de tu empresa.

¿Qué nombre elijo para mi empresa? Imagen: Rawpixel.com || Shutterstock

¿Cómo debe ser el nombre de mi empresa?

Poner nombre a una empresa nueva es un trabajo de gran importancia y en el que no hay que precipitarse, puesto que es el primer paso necesario para dotar de significado y sentido a nuestra marca.

El proceso sobre cómo elegir nombre comercial se le conoce también como “naming”. A través de él buscamos una denominación a nuestra marca y proceso a la hora de ofrecer o vender nuestros productos y servicios. El nombre será la primera impresión que tengan los clientes de nuestro negocio, por lo que será imprescindible intentar transmitir todos los valores que nos habíamos propuesto en un principio.

El nombre de tu empresa debe ser claro, creativo y, sobretodo, que refleje la personalidad y valores asociados a tu marca.

El nombre que pongas a tu empresa debe ser claro y conciso, que sea fácil de pronunciar y escribir y que, sobretodo, resulte atractivo para la persona que lo escuche y no caiga en confusión alguna.

¿Qué nombre poner a mi empresa?

Llegado el momento de poner el nombre a tu empresa lo que queremos es encontrar un nombre que, en primer lugar, refleje muy bien la personalidad y valores de nuestra empresa y, en segundo lugar, que sea un nombre atractivo y fácil de retener por nuestros clientes.

A la cabeza se nos vienen nombres de negocios exitosos, como pueden ser Coca-Cola, Sony, Apple… Nombres cortos, creativos y fáciles de retener en la memoria. Aprende de las grandes marcas y sigue estos consejos para poner el nombre a tu empresa:

  • Buena sonoridad. Es importante que busques un nombre que sea fácil de pronunciar y que los clientes puedan recordarlo y pronunciarlo sin que se genere confusión alguna con otras empresas o marcas que puedan existir.
  • Sé creativo. No te limites a poner un nombre que sea genérico o una mera descripción del negocio. Busca lo diferente y trabajar porque tu marca cale en la memoria de los clientes y que, simplemente con oír el nombre, lo relacionen directamente con tu marca.
  • Nombre global. Vivimos en un mundo globalizado. Por lo que, a la hora de elegir un nombre, ten cuidado que no tenga ninguna connotación negativa en otras culturas o idiomas.
  • Lo ideal es encontrar un nombre que no pase de 3-4 sílabas. Es importante que el nombre de tu empresa sea corto pues, de esta manera, será más fácil recordarlo y pronunciarlo.

En definitiva, el proceso de búsqueda de un nombre para tu empresa es crucial. La elección de un buen nombre de una franquicia o una nueva empresa es lo que determinará en gran medida el éxito de tu negocio. Por ello, debe ser coherente y elegir teniendo en cuenta la estrategia seguida en el plan de negocio. Debes conquistar a tus clientes a través del nombre y que ellos te recuerden de manera instantánea y te relacionen con los productos y servicios que ofreces, que seas la primera marca que se les venga a la cabeza.

 

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No