Cómo elegir un sistema de remuneraciones para tu empresa

Irene Benlloch

El sistema de remuneraciones de una empresa es un procedimiento que determina cuáles son los pagos (económicos o no económicos) que recibe el empleado por el trabajo desempeñado, cómo recibe estas compensacionescada cuánto tiempo se efectúa dicha remuneración. Dado que el sistema de remuneraciones debe adaptarse al tipo de empresa, la categoría profesional del trabajador y las tareas que desempeña en la compañía (entre otras variables) vamos a establecer una serie de pautas para elegir el sistema de remuneraciones perfecto para tu negocio.

¿Qué es un sistema de remuneración?

Aspectos a tener en cuenta para escoger el sistema de remuneraciones perfecto

Para tomar la decisión más adecuada para tu empresa debes reflexionar detenidamente sobre estos puntos:

Los tipos de sistemas de remuneraciones que existen

Dependiendo de las necesidades de la empresa y de la solvencia de la misma puedes optar por un sistema de retribución tradicional (el de remuneración fija de toda la vida), un sistema de retribución flexible(que combina el sueldo del trabajador con otros incentivos para conciliar la vida laboral y familiar) o un sistema de retribución variable (en el que se incentiva al trabajador por el cumplimiento de objetivos o, por el contrario, se reduce la compensación si el empleado asume riesgos innecesarios para la empresa).

El tipo de empresa

Dependiendo del tamaño y la solvencia de tu empresa podrás permitirte un sistema de remuneración que incluya otro tipo de incentivos además del salario propiamente dicho: un seguro médico, un ticket restaurante, un servicio de guardería para los empleados que tengan hijos...




Por ejemplo, una empresa que sea solvente podrá permitirse un sistema de remuneración variable que pague un extra diario o mensual a los trabajadores que hayan cumplido los objetivos propuestos. En cambio, un negocio familiar o una empresa pequeña que acabe de nacer es posible que tenga que echar mano de un sistema de remuneración fija.

La categoría profesional de tu trabajador

La formación académica y la experiencia no suelen ser factores determinantes para fijar los salarios de tus empleados. En cambio, el grupo profesional al que pertenece el trabajador sí es decisivo a la hora de recibir una remuneración u otra.

El tipo de trabajo que realiza tu empleado

Porque hay trabajos más susceptibles de tener un sistema de retribución variable en lugar de uno fijo. Por ejemplo, los profesionales que trabajen como comerciales o dependientes en una tienda sí tiene sentido que reciban un sistema de remuneración basado en incentivos además del sueldo base. En cambio, la valoración del trabajo de un profesor  o un enfermero es más cualitativa que cuantitativa y tiene más sentido que reciba un sistema de retribución adaptado a sus necesidades.

Cada cuánto tiempo se produce la remuneración

La periodicidad en la que se produce el pago es muy importante. ¿Estamos hablando de una retribución diaria, una quincenal o una mensual? Las remuneraciones diarias o quincenales, por ejemplo, suelen estar reservadas a los trabajos que se realicen por objetivos. En este caso, un sistema de retribución variable será lo más adecuado. En cambio, el sistema de remuneración fija será óptimo para las empresas más tradicionales que paguen a sus empleados de manera mensual.

El convenio colectivo al que pertenece tu empleado

Partiendo de la base de que los convenios colectivos regulan las condiciones laborales de los trabajadores, según el convenio colectivo que hayas escogido para tu empresa habrá una serie de cuestiones (salario mínimo, vacaciones, horas extras, jornada laboral, salario base, pluses acordados...) que influirán enormemente en el sistema de remuneración que elijas para tu empresa.

Plantilla Premium Excel de modelo de nómina

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No