¿Cómo medir la productividad de los empleados?

La productividad de los empleados es consecuencia del rendimiento laboral que es la relación entre objetivos, metas o tareas alcanzadas y el tiempo que se ha necesitado para lograrlo. Este cálculo ha de realizarse teniendo en cuenta que el tiempo se refiere a las horas trabajadas de calidad y que la variable más importante son las personas que son las encargadas de ejecutar las funciones propias del puesto de trabajo.

La productividad laboral de los empleados no depende del número de horas trabajadas sino de cómo se han utilizado esas horas y del partido que se les ha sacado y esto depende de la organización eficiente del trabajo y de la capacidad y responsabilidad del trabajador.Cómo medir el rendimiento laboral

Para medir la productividad laboral no hay que fijarse únicamente en los resultados en cuanto a cantidad o a la consecución de objetivos. Eso es medir la producción y no el rendimiento laboral. La productividad depende de muchos otros aspectos, más difíciles de cuantificar pero con una incidencia decisiva en el rendimiento individual como la satisfacción, el clima organizacional, el reconocimiento o el ambiente de trabajo.

Existe una relación negativa entre horas y productividad ya que, trabajando más horas se tiende a disminuir el aprovechamiento que se hace de ellas y a multiplicar el tiempo que se está en la oficina sin rendir lo suficiente. Por lo tanto el rendimiento laboral no es una cuestión de horas de permanencia en el puesto de trabajo, o de la realización de muchas horas extra sino del aprovechamiento del tiempo y de calidad de la actividad realizada, que son los factores que inciden en un rendimiento laboral positivo.


Para conseguir una productividad de los empleados más elevada requiere de un cambio de mentalidad y una correcta organización de cada puesto.

Cómo medir el rendimiento laboral

Existe una fórmula sencilla para poder medir el rendimiento laboral de los empleados en una empresa. Se desarrolla en base a tres variables: capacidad, foco y estrategia que articulan la capacidad de producción y el modo de optimizar los recursos disponibles. Si se combinan bien estos elementos se puede conseguir que se obtengan más y mejores resultados.

Productividad= Capacidad * Foco * Estrategia

Teniendo en cuenta que el rendimiento laboral es un ratio que relaciona el coste de los recursos y los resultados de producción es fácil cometer el error de medir sólo el resultado final o lo que es lo mismo la producción y no la productividad.

 

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No