¿Cómo redactar un estatuto?

La necesidad de tener unos estatutos con los que regular ciertas cuestiones legislativas o reglamentar una empresa u organización, es algo que depende de los objetivos que se tengan. Por ejemplo, en el caso de los estatutos de una asociación, se tratará de un documento legal que se ha de redactar de manera obligatoria y que la organización tiene la obligación de cumplir correctamente.

Claves para redactar un estatuto

Si ya tenemos claro qué es un estatuto y nos vemos con la responsabilidad de gestionar la redacción de uno para nuestra organización, deberemos fijarnos claramente en los siguientes detalles para llevar a cabo nuestra tarea de la mejor manera posible:


¿Cómo redactar un estatuto?

  • Elija cuidadosamente quién y cómo se van a redactar los estatutos. Si se trata de los estatutos de una empresa puede que sea la misma junta directiva la que se encargue de redactar los estatutos, aunque no tiene por qué se siempre así. Establecer cuál va a ser el protocolo en los procesos de toma de decisiones será algo que debería dejarse establecido.
  • Fíjate en otros estatutos de organizaciones semejantes. Conocer las características de un estatuto que va a ser muy similar al que queremos redactar, nos puede ser de gran ayuda. Pero, eso sí, no vale copiarlos de manera directa, sino que deben ser una fuente de inspiración para nuestra organización.
  • Redactar diferentes borradores hasta llegar al proyecto final. Para poder establecer unos estatutos completos e incidir en todas las cuestiones necesarias, lo más probable es que se tengan que redactar una serie de borradores e ir completándolos poco a poco. Los cambios adicionales que vayan surgiendo se harán con la intención de complementar los estatutos y sacar a flote las propuestas. Todos los miembros de la organización deberán recibir una copia final de los estatutos antes de pasar a su aprobación