¿Cómo reducir costes en una empresa pequeña?

Pau Sisternas

Hay muchos caminos para alcanzar el máximo rendimiento económico en nuestro negocio, pero la mayoría de ellos tienen un denominador común: la reducción de costes. A menudo nos centramos en buscar la máxima rentabilidad a nuestros productos, en buscar un mayor margen de beneficios que nos encontramos cuando la solución a nuestro problema puede estar en la reducción de costes de la empresa. Por ello, es necesario conocer  algunas ideas para ahorrar en la empresa y así mejorar el rendimiento de nuestra actividad.

Ideas para disminuir los costes en la pyme

Y no son pocas las iniciativas que podemos poner en marcha para cumplir con este objetivo de la reducción de costes. Por ejemplo, podemos aprovechar al máximo el potencial que nos ofrece la red para dar a conocer nuestra empresa y nuestros servicios, pero también para trabajar; puedes tener bajo control todos tus gastos e ingresos, hay que elegir bien el lugar de trabajo... Por eso te presentamos estas 7 ideas para reducir los costes de tu pequeña empresa.

Ahorrar en empresas pequeñas

Imagen: Olivier Le Moal || Shutterstock

1. El control de gastos

La primera cosa que puedes hacer para ahorrar costes es reducir los gastos. Busca las tarifas de internet, teléfono o luz que más se ajusten a tus necesidades, elige marcas blancas para el material de oficina, haz un uso eficiente de la electricidad apagando luces y dispositivos que no se utilizan o instala bombillas LED para ahorrar energía en la empresa, etc. Son gastos regulares en los que puedes ahorrar. Cuidado también con los pequeños gastos del día a día: no les damos importancia, pero a largo plazo son importantes.


Plantilla Excel premium para el control de gastos e ingresos de empresas y autónomos

2. DIY...

El DIY (do it yourself, hazlo tú mismo) está de moda. Si puedes hacer algo, hazlo. Cierto que nos exigirá una inversión de tiempo, pero ahorraremos haciendo nosotros lo que hasta ahora hace alguien a quien tenemos contratado. Si no tienes tiempo o los conocimientos necesarios para hacer ciertas tareas, la solución está en la subcontratación.

3. … o subcontrata

Aunque a priori parezca contradictorio, la subcontratación o externalización a través de freelance es una forma más de reducir costes ya que nos ahorramos el salario de un trabajador propio. El “pagar por” hace que muchos trabajadores renuncien a subcontratar gestores o asesores, pero si haces números, verás que para tu pequeña empresa es más rentable el outsourcing que la contratación de un empleado.

4. La gestión del stock

Depende del negocio del que hablemos tendremos más o menos margen para gestionar el stock, pero la realidad dice que un porcentaje importante de los costes de las empresas con artículos físicos están relacionados con la gestión del stock. No deberías mantener los productos almacenados mucho tiempo, ya que a parte de no rentabilizar la inversión generan gastos de almacenamiento.

Curso de gestión de pedidos y stock online Intefi

5. La gestión de cobros y pagos

Muchas pequeñas empresas cometen el error de vender todo lo que puedan, pero no siempre se tienen en cuenta las condiciones en las que se producen las ventas. El resultado, la aparición de problemas de liquidez al tener que pagar a los proveedores antes de que el cliente pague. Lo ideal sería cobrar antes y pagar más tarde, de forma que el dinero “trabaje” y no tengamos que endeudarnos para pagar.

6. Negocios en red: maximiza el poder de las redes sociales

Las redes sociales tienen infinidad de aplicaciones comerciales. Las puedes utilizar como servicio de atención al cliente, para lanzar ofertas de empleo, para realizar microestudios de mercado a través de encuestas o como vía publicitaria. De hecho, la publicidad online te permitirá llegar a tu público objetivo de forma más efectiva -y barata- que la convencional.

7. ¿Has pensado en el coworking?

El alquiler de oficinas o instalaciones supone un gran gasto para la empresa. Por eso, alternativas como el coworking, compartir espacios de trabajo -y gastos- con otras empresas, son una excelente opción para reducir los costes del negocio, tanto del alquiler de la oficina como de los gastos fijos. Todo ello sin olvidar que nos permite estar en contacto con otras empresas.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No