¿Cómo y dónde conseguir inversión para tu negocio?

Desirée Puchades

¿Quieres averiguar cómo conseguir una ronda de inversión para la creación de un negocio? Buscar financiación para tu proyecto, startup o idea de negocio no es un imposible, es viable y existen diferentes vías para ello. Sigue leyendo, analiza cómo y dónde puedes conseguir inversión para tu negocio y el funcionamiento de las rondas de inversión.

Cómo obtener una ronda de financiación

¿Es tu negocio invertible?

Una empresa o startups es invertible cuando posee una ventaja competitiva, la idea de negocio puede ser factible, el proyecto es viable, así como escalable y puede tener un mercado claramente identificado. En este sentido, se destaca que un proyecto es invertible si es escalable. En otras palabras si este tiene posibilidades de crecimiento tanto a nivel nacional como internacional y que la posible futura salida pueda producirse.


Por lo tanto, podemos afirmar que una empresa es invertible cuando sus ingresos pueden crecer al mismo nivel que los gastos que lleva aparejado. De esta manera la financiación puede llamar a tu puerta.

¿Cómo está formado el equipo de la empresa?

Otro aspecto en el que se fijan los inversores es el equipo que lleva el proyecto, la experiencia, los conocimientos y el grado de compromiso de cada uno de estos roles es de vital importancia para conseguir una vía de financiación.

En este aspecto entra en juego lo que conocemos como las FFF, family, friends and fools, dado que no es lo mismo pedir una inversión al 100% donde tú no has invertido nada, que ganarte el compromiso de los inversores aportando tú ya una parte. Si no es posible añadirlo de tu bolsillo, puedes acudir a alguien de tu entorno como tus amigos o tu familia para poder comenzar con este nuevo proyecto.

Cómo levantar una ronda de inversión con...

Antes que nada debes tener claro cuánto dinero necesitas, en cuánto tiempo y las características que buscas en un inversor. Para la primera cuestión es importante que pienses en la cifra de la inversión inicial, los gastos corrientes del primer año y los intereses de la financiación. En función de cada uno de estos aspectos señalados puedes elegir entre un tipo de financiación u otra, todas poseen pros y contras, sólo tienes que sopesar lo que conviene más a tu negocio, presta especial atención:

1. Crowdfunding

El Crowfunding se basa en redes de micro financiación colectiva en las que un número amplio de inversores financia una empresa o línea de producto.

Se puede diferenciar entre el product crowdfunding y equity crowdfunding, el primero de ellos se centra en poner dinero a cambio de conseguir un producto o servicio y el segundo es un porcentaje en la participación del negocio. Este es ideal si tu idea de negocio se basa en un producto innovador y los tiempos para el cierre de las rondas suele ser más breve.

2. Business Angels

Si buscas además de financiación expertise en el sector y una red amplia de contactos puedes buscar una ronda de inversión de Business Angels. Se trata de un tipo de financiación para empresas de inversores particulares y funcionan en muchas ocasiones como marca paraguas. Este tipo de ronda de financiación suele basarse en cantidades pequeñas.

La creatividad, la tecnología y la innovación son las banderas para atraer este tipo de inversión en tu empresa. ¿Posee tu negocio alguno de estos factores?

3. Venture Capital

Consisten en una serie de fondos de venture capital especializadas en la inversión de startups marcando una política de inversión previa. La característica más destacada de este tipo de ronda de inversión es que invierten grandes cantidades. Por otro lado, también ofrecen acompañamiento en un futuro.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No