8 consejos para ahorrar en gastos de personal

Pau Sisternas

Todos sabemos que el equipo de recursos humanos es el responsable de buscar, seleccionar y contratar trabajadores, pero sus funciones no acaban aquí. Como hemos visto más de una vez en Emprendepyme, entre las funciones de recursos humanos también está la gestión de la plantilla, lo que incluye el control de los gastos asociados al personal. Mantener una plantilla tiene un coste bastante elevado, así que es habitual intentar introducir medidas que permitan ahorrar gastos de personal, aunque no siempre son bien recibidas.

¿Cómo reducir los costes de personal en la empresa?

Reducir los costes de personal no siempre implica despidos laborales en la empresa. Debemos tener en cuenta que existen muchas situaciones en las que podemos conseguir un ahorro en plantilla si sabemos cómo actuar en cada momento. Aquí tienes las mejores recomendaciones para ahorrar en salarios.

Abaratar costes de personal

Imagen: Robert Kneschke || Shutterstock

1. La reposición restrictiva de las vacantes

¿Qué pasa cuando un trabajador finaliza su contrato o coge una larga baja laboral? Lo habitual es iniciar un proceso de selección para cubrir esa vacante. Sin embargo,podemos repartir su trabajo entre el resto de trabajadores, de forma equilibrada, para evitar esa contratación. Así reducimos la masa salarial del personal.

2. Analiza tu estrategia de contratación

A la hora de contratar a un trabajador hay que tener en cuenta las bonificaciones que nos ofrecen por contratar a ciertos perfiles -jóvenes, parados de larga duración-. Un contrato de relevo junto a la bonificación por contratar a estos perfiles puede suponer un gran ahorro para la empresa.

3. Congelación salarial

Los salarios deberían actualizarse anualmente, lo que dispara los gastos de personal año a año. No es la mejor opción, ya que afectará la motivación laboral de tus trabajadores, pero puede hacerse de varias formas: creando una retribución flexible, reduciendo las variables, cambiar el pago de las horas extra por días libres, etc.

4. Rebajas salariales

Es una posibilidad más restrictiva que la congelación salarial, y que como es de esperar despertará un gran rechazo sindical entre tus empleados. No es una opción ideal, pero la reforma laboral permite rebajar los sueldos cuando haya causas objetivas que lo justifiquen -suelen ser económicas-. Afecta a toda la plantilla.

5. Excedencias sin compensar

Otra herramienta que tenemos a nuestra disposición es la de las excedencias sin compensar. No es una extinción contractual, sino la suspensión temporal del contrato de un trabajador que no tiene un interés real en seguir en la empresa. Durante el tiempo que dure la excedencia puedes contratar a alguien por un coste inferior o dejar esa vacante sin cubrir, como hemos visto al principio. En ambos casos, el ahorro es palpable.

6. Prejubilaciones

Este es un arma de doble filo, ya que en un primer momento supondrá un importante golpe para la economía de tu empresa, pero a largo plazo permite reducir costes. En la prejubilación, la empresa paga al empleado la remuneración entre la fecha de prejubilación y la fecha de jubilación oficial. A este empleado se le contrata un seguro de prejubilación, que se hace en un solo pago.

7. Un equipo según la actividad prevista y las capacidades

Hay empresas que contratan por contratar, que ofrecen unos contratos que luego no pueden asumir y luego tienen que hacer frente a una elevada masa salarial. Hay que contratar en relación a las previsiones de carga de trabajo de la empresa y a las capacidades de los trabajadores. Por ejemplo, si sabes que necesitas a un trabajador durante 8 meses hay que contratarlo por ese periodo, no le podemos ofrecer un contrato indefinido que no sabemos si podremos cumplir.

8. Trata de predecir el volumen de ventas o actividad futura

Es de cajón: no podemos ofrecer lo que no tenemos y sabemos que no tendremos. Si ofreces a tus trabajadores unos aumentos salariales por encima de lo que vais a ganar, los costes salariales se disparan y nos enfrentamos a un problema muy serio. Hay que ser previsores en este sentido para evitar un incremento de los gastos de personal a medio plazo que puede ser fatal para la empresa.




 

Ahora que ya sabes cómo ahorrar en gastos de personal, te recomendamos que valores todas las opciones posibles que posees e intentes siempre apostar por las decisiones menos drásticas y que más pueden afectar a tu empresa.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No