7 Consejos para aumentar tu concentración en el trabajo

Pau Sisternas

Da igual si trabajas conduciendo un camión, vendiendo ropa o eres consultor de empresa, estar concentrado al 100% es clave para tu éxito laboral. Pero las personas no somos máquinas, y hay un montón de factores tanto personales como profesionales que nos impiden concentrarnos en nuestra labor. Por suerte, contamos con una serie de trucos para concentrarte en el trabajo que nos ayudan a mantener la concentración durante la jornada laboral y rendir mucho mejor.

1. Gestiona la falta de concentración

No podemos combatir síntomas como la falta de atención, la hiperactividad o la impulsividad, pero sí que podemos tratar de gestionarlos y canalizar nuestras energías y nuestra atención hacia nuestro trabajo. En este sentido, es interesante hacer ejercicios como meditar, practicar yoga, jugar al ajedrez o escuchar música intentando concentrarnos en un solo instrumento que te ayudan a liberar la mente y mejorar la concentración.




Mejorar la concentración

Vitali Michkou || Shutterstock

2. Las tareas, de una en una

(Intentar) hacer varias tareas a la vez nos impedirá concentrarnos plenamente en una de ellas, ya que nuestra atención se repartirá entre todas. Por eso, es importante planificar bien las tareas que vamos a hacer a lo largo del día. Un sistema que nunca falla es priorizarlas por urgencia. Es más, puedes utilizar el típico sistema con 3 o 4 colores según la prioridad de cada tarea, de modo que ninguna le quite tiempo -y atención- a otra.

 

3. Rompe con las tareas aburridas

Hay tareas que, simplemente, son insoportables. Muchas veces nos decidimos a completarlas del tirón para luego dedicarnos a las que más nos gustan, pero lo ideal es alternar estas tareas aburridas con otras más estimulantes para que nuestro cerebro no se aburra. Cada X tiempo puedes tomarte un breve descanso para despejarte, aunque sea caminando en la oficina. Recargarás las pilas y podrás volver a las tareas tediosas más concentrado.

4. Trabaja en el entorno adecuado

El entorno en el que trabajes es clave para que mantengas la concentración. Cuestiones como el ruido ambiental pueden afectar a tu concentración, así que buscaremos un lugar cómodo y sin distracciones, con una temperatura adecuada -entre los 20 y 23ºC- y sin factores externos que nos desconcentren. Aunque estimule nuestra actividad cerebral, la música de fondo también puede reducir tu capacidad de atención y concentración. Mejor apágala.

5. La gestión del estrés

Uno de los factores que nos llevan a desconcentrarnos con facilidad es el estrés. Uno de tus peores enemigos se puede manifestar de muchas formas, entre ellas la excesiva actividad cerebral que nos impide concentrarnos. Tenemos varios trucos para hacer frente al estrés, desde apretar una pelota anti-estrés durante unos segundos hasta estar bien hidratados o hacer deporte con regularidad, lo que nos ayudará a superar el estrés.

6. Escribe a mano

Las actuales tendencias laborales nos invitan a escribir en el ordenador o el móvil cualquier nota. No te decimos que hagas un informe a mano, pero sí que te proponemos hacer pequeñas anotaciones o la propia planificación de las tareas diarias a mano. Cuando redactamos a mano, la concentración es mayor que si lo hacemos digitalmente, y somos capaces de retener la información más tiempo. Te fijarás más en lo que escribes, hacerlo a ordenador es totalmente automático.

7. Gestiona bien el tiempo y los descansos

Una correcta gestión del tiempo nos ayuda a mantener la concentración. Por ejemplo, no puedes mirar el correo electrónico de forma compulsiva, cada 5 o 10 minutos, ya que pierdes tiempo y no te puedes concentrar en lo que haces. Si esperas algo urgente, puedes activar una alerta. Aquí puedes incluir los descansos. Cada cierto tiempo nuestro cerebro necesita tomarse un respiro -según los expertos, de 5 o 10 minutos cada 25-. Aprovecha para beber agua, ir al baño o estirar las piernas.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No