Consejos para evitar el embargo de cuentas

Patricia Nuño

Son muchas las razones que pueden llevar al embargo de tu cuenta bancaria. Desde el impago de un impuesto a la Administración Pública, hasta una multa de tráfico por una infracción cometida.

Una de las mejores maneras para evitar precisamente el embargo de cuentas es, en primer lugar, tratar de estar al corriente de los pagos, evitando cualquier retraso y abonar, así, de manera adecuada el dinero a quien corresponda en cada caso.

¿Qué es el embargo de cuentas?

El embargo de cuentas es el procedimiento a través del cual la Administración Pública se cobra las deudas que un particular o empresa tiene pendientes con ella y que, llegado el vencimiento, no han pagado.

Formas de evitar embargo

Pero, ¿qué puede embargar la Administración? Desde el dinero de tu cuenta corriente hasta tu salario o nómina, pasando por vehículos, viviendas o fondo de inversión. Por ello, ¿qué hacer si te ves afectado por el procedimiento de embargo? Es importante que sepas la forma en que puedes evitarlo para salir lo menos dañado y perjudicado posible.

3 medidas para evitar el embargo de cuentas

La orden del embargo de cuentas puede provenir de dos vías distintas. Por un lado, de la Administración Pública; por otro lado, a través de una resolución jurídica consecuencia de una demanda interpuesta en el juzgado.


Tras ello, se da orden al banco para bloquear el saldo de tu cuenta, siendo ello un gran inconveniente para ti, como titular de la cuenta bancaria embargada.

Por eso, es relevante y fundamental que conozcas algunas medidas para evitar el embargo de tu cuenta:

  1. Estar al día con tus obligaciones de pago. Vigila los plazos de tiempo en que debes abonar la deuda, así como los importes que tienes pendiente de pago. De esta manera, no se te escapará detalle y podrás organizar tu dinero de tal forma que puedas hacer frente a tus obligaciones sin dificultad alguna.
  2. No guardes todo tu dinero en una única cuenta bancaria. Es recomendable que dispongas de varias cuentas corrientes, para poder dividir tus ingresos y, de esta forma, tener siempre un dinero ahorrado que sirva de colchón y te ayude ante cualquier emergencia. La retención se realiza sobre el saldo que hay en ese momento en la cuenta, no pudiendo nunca dejarte al descubierto (es decir, en números rojos).
  3. Que la cuenta del embargo posea varios titulares. El embargo sólo podrá recaer sobre el importe que te pertenece a ti como deudor, y no sobre el dinero perteneciente a los otros titulares. Es una forma de limitar el dinero del que puede disponer la Administración o el Juzgado en caso de embargo.

Una vez se da orden de embargo de tu cuenta, ya no hay vuelta atrás y no podrás recuperar tu dinero. Por lo que, es conveniente que tengas en cuenta estas medidas, actuando a tiempo y previniendo cualquier sorpresa.

¿Qué debes tener en cuenta del embargo de cuentas?

Al margen de todo lo dicho, el embargo no se realiza sin ningún tipo de limitación. La Administración debe tener en cuenta una serie de condiciones. Por lo que ésta no actúa de manera totalmente arbitraria. Cobrará su deuda hasta el punto que le sea posible. Además, existen tipos de embargo que se producen en situaciones diferentes.

Así, por ejemplo, cuando se embarga una nómina, no se realiza de manera íntegra. Se respeta  el Salario Mínimo Interprofesional, para garantizar una mínima calidad de vida al deudor.

A grandes rasgos, estos son algunos de los aspectos que debes tener en cuenta si eres vulnerable de que se realce contra ti un embargo de cuentas. Pero recuerda, que lo mejor es que intentes estar siempre al corriente de todos tus pagos para evitar desagradables sorpresas.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No