18 cosas que debes negociar con los nuevos inversores de tu empresa

Verónica Ruiz
Elaborar un buen plan de negocio es vital para saber si nuestro negocio va a ser rentable. Es una tarea ardua y debemos hacerla bien porque en él se verá si nuestra idea de negocio es rentable o no. Pero también será crucial para tener claros todos los puntos sobre los que después nos van a preguntar los inversores de nuestra empresa.

Si estás buscando financiación para tu empresa con la entrada de nuevos inversores, deberás negociar todos estos puntos y dejarlos claros para que no haya ningún problema en el futuro.

Consejos a la hora de negociar con un inversor

Antes de firmar ningún acuerdo deberás negociar con él y ver si el inversor que necesitas para tu negocio. Además, también deberás convencerlo para que hacer ser partícipe de tu proyecto.

  • Debemos cuidar determinados comportamientos. No podemos mostrar un total desconocimiento de lo que supone que inviertan en nuestro negocio. No debemos dar la impresión de que solo nos interesa el dinero. Tampoco debemos aceptar todas las condiciones que nos imponga el inversor, y al contrario tampoco rechazar todas.
  • En la primera entrevista con un inversor debemos exponer la visión de nuestro negocio de forma clara, así como su futuro. Asimismo, debemos dejar claro cómo se dirigirá y qué experiencia se tiene. Los 30 minutos finales de esta entrevista serán claves. El inversor querrá todo los datos. De ahí la importancia de tener bien atado ese plan de negocio.
Cosas que negociar con inversores

Imagen: SmartPhotoLab || Shutterstock

A la hora de cerrar una inversión

Cuando las dos partes están de acuerdo es momento de cerrar todas las condiciones necesarias para el contrato. Debemos ir con cuidado y debe basarse en un win-to-win, para que el acuerdo se formalice y no acabe rompiéndose a última hora.

  • Tener un buen abogado. Normalmente por mucho que sepamos de nuestro proyecto empresarial, seremos la persona más inexperta a la hora de negociar.
  • Definir los objetivos empresariales. Por eso el paso previo a acudir a una propuesta de inversión es definir muy bien lo que necesitamos y cómo lo vamos a emplear. Debemos hacer una buena presentación de nuestro futuro negocio.
  • Escucha activa. Tenemos que conocer las necesidades e inquietudes del inversor para saber responder a ellas. De ahí que sea bueno tener el mayor conocimiento posible del inversor.
  • Se trata de una propuesta de inversión. Esto quiere decir que no hace falta que enseñemos otros preacuerdos que tengamos con otros. Si el inversor se entera de esos preacuerdos puede variar el punto de partida de la negociación y perder la oportunidad de conseguir mejores condiciones.
  • En el caso de la propuesta de inversión no es necesario pedir un acuerdo de confidencialidad. De este modo evitas limitar al inversor para que negocie con otros inversores que podrían estar interesados en coinvertir en nuestro negocio. En el caso de que sea un cierre de inversión y se firme, sí se podría solicitar confidencialidad.
  • Otros aspectos a tener en cuenta y que resumimos brevemente son:
    • Establecer las condiciones laborales y personales.
    • Conseguir buenos pactos para el control de la sociedad
    • Evitar las cláusulas que puedan perjudicar la gestión de nuestro proyecto.
    • Definir la duración de los distintos pactos.
    • Los acuerdos siempre por escrito.

Cuando el inversor ya nos ha dicho que sí

Cuando conseguimos la financiación de un inversor no finaliza nuestra relación con él, ni mucho menos. Deberemos mantener una relación con él en las que consideraremos los siguientes puntos:

  • Gestión de la sociedad. Habrá que establecer los flujos de trabajo del Consejo de Administración y la Junta General. Lo más normal es que el inversor quiera estar en el consejo y solicitará que se cree un consejo asesor evitar que algunas decisiones lleguen al Consejo de Administración. También querrá estar en la junta para aprobar aquellas cuestiones que tengan que ver con el capital de la empresa, sus estatutos o la continuidad de la compañía.
  • Deberemos proteger los derechos del inversor. En este punto habrá que negociar tres cláusulas. La primera de ellas será la de liquidación preferente. El inversor querrá recuperar cuanto antes el capital invertido. La segunda será la de desinversión (la salida del inversor ante una compra de la empresa). Y la tercera será la de antidilución. Estableceremos cuál será el valor de la compañía mínimo para que se aplique esta cláusula. Esto suele darse cuando la empresa pierde su valor y requiere de una nueva inyección de capital. En esta situación el inversor suele solicitar un incremento de sus acciones en la compañía.
  • Información al inversor. Se establecerá la periodicidad con la que se informará a los inversores sobre el funcionamiento de la empresa, cuentas anuales, etc.

¿Cómo conseguir inversores para mi negocio?

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No