¿Cuáles son las funciones de un asesor laboral en tu empresa?

Gemma García

¿Cuántos empleados necesitas? ¿Es el momento de ampliar plantilla? ¿Qué tipo de contrato es el adecuado a cada caso? Enhorabuena si, como empresario, sabes dar respuesta a estas cuestiones. Una respuesta “formada”, esto es, con conocimiento de las distintas variables legales y garantizando que es lo mejor para tu negocio. Para el resto de los mortales, la mayoría abrumadora que sólo tenemos datos superficiales de esta materia, es el momento de aprovechar el asesoramiento empresarial para tomar las decisiones correctas en este ámbito..

No creas que en esas pocas cuestiones se pueden resumir las funciones del asesor laboral. Caro que todas se enmarcan en el ámbito de las contrataciones de trabajadores, pero abarcando tanto la gestión, como la planificación o la rentabilización de las políticas de contratación laboral que apliquemos en nuestra empresa. ¡Mejor que lo analicemos al detalle!

¿Qué tareas desempeña el asesor laboral?

Cada proyecto empresarial es único, pero todos se mueven con unas reglas de juego comunes. El asesor laboral está para llevar las opciones que existen desde la generalidad a la situación concreta de tu empresa, valorando los matices de tu caso y asegurando la mejor opción para tus intereses.


Y esto, trabajando en los siguientes asuntos que liberan a los empresarios:

  • Todo lo relacionado con las contrataciones laborales, eligiendo la fórmula más adecuada empleado a empleado.
  • Establecer las condiciones de las jornadas de trabajo: turnos, descansos, horas extra, vacaciones o permisos.
  • Renovaciones o suspensiones de los contratos, excedencias y otras situaciones similares. El asesor se anticipará a las fechas de cancelación de un contrato laboral para actuar conforme a la ley sin que se vean implicados los intereses de la empresa.
  • Extinciones de contratos, atendiendo a las distintas situaciones en las que se encuentre el contrato.
  • Asesoramiento en materia de salarios: tipos, deducciones, retribución flexible, retenciones de IRPF…
  • Sanciones e infracciones por fallos en temas laborales: prevención de riesgos, contrataciones a no nacionales, etc.
  • Gestión de las relaciones con la Seguridad Social. Desde la inscripción de la propia empresa a la afiliación de los trabajadores en la Seguridad. También las diferentes prestaciones u otras situaciones como tramitación de incapacidades.

En muchas de estas funciones, la labor que realiza un asesor laboral es útil no sólo para el empresario, sino también para los trabajadores. Especialmente cuando les informa sobre lo que tiene que ver con la representación colectiva, la formación de los comités de empresa, la representación sindical y en temas tan importantes como el de los convenios colectivos.

¿Por qué es importante contar con un asesor laboral?

Después de comprobar el amplio abanico de tareas en las que trabaja un asesor laboral, son pocas la dudas sobre la conveniencia de contratar a uno de estos profesionales. Baste echar un vistazo a nuestras cuentas y ver el peso que tienen las distintas partidas relativas a contrataciones y Seguridad Social. O sea, que tiene una repercusión en la economía de nuestro negocio que el apartado laboral se gestione o no con eficacia.

Por no hablar del ahorro de tiempo que supone para el empresario, que no tiene que ocuparse de todos estos trámites y papeleos. Pero, no podemos reducir su labor a la de un mero gestor, porque eso se podría subsanar contratando a un administrativo que obviamente nos saldría más barato.

El asesor laboral está al día de cualquier modificación legal en materia laboral, ocupándose de que se incorpore a nuestra empresa y evitando que un incumplimiento nos pueda llevar a un conflicto administrativo o pleito con la Justicia. Y, sin duda, uno de los beneficios de contratar un asesor laboral en tu empresa es que nos ayudará a diseñar un plan estratégico de Recursos Humanos, una herramienta esencial para el avance de cualquier empresa.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No