¿Cuándo hacer un plan de negocio?

cuando crear un plan de negocio

¿Necesito un plan de negocio? ¿Cuando debo plantarme empezar a tener un plan de empresa? ¿Que tipo de empresas hacen plan de negocio y cuáles no? Si tenemos una idea de negocio o una empresa es probable que todas estas dudas acerca del plan de negocio se nos acumulen en la cabeza. Una de las primeras cosas que tenemos que tener claras antes de hacer un plan de negocio es saber los motivos por los que hay que hacerlo.

¿Por qué hacer un plan de negocio?

¿Cuándo crear un plan de negocio?

El momento de hacer un plan de negocio viene dado por nuestras propias necesidades empresariales. Normalmente es recomendable tener un plan de empresa desde el principio ya que será nuestra hoja de navegación y marcará el rumbo de nuestro negocio. Dicho rumbo deberemos ir modificándolo y adaptándolo según avance nuestro negocio así como los obstáculos que encontremos por el camino.


Cuando hacer el plan de empresa

No obstante, el plan de negocio no es incompatible con empresas ya creadas. Existen empresas que surgieron sin redactar un plan de negocio y comenzaron a funcionar. Aún así, que no esté redactado no quiere decir que no exista. Esas empresa habrán marcado unos objetivos, habrán hecho cálculos y habrán pensado y desarrollado estrategias para cumplir las metas. Todas ello forma parte de la estructura de un plan de negocio, por lo que existir, existe. Pero quizá es hora de plasmarlo en un documento, que se pueda compartir con otros. A este, se suman otros momentos en los que descubrimos que debemos tener un plan de empresa redactado.

  • Crear una empresa: si vamos a poner en marcha una empresa es recomendable crear un plan de negocio antes, no sólo para planificar y visualizar el futuro y donde queremos llegar, sino donde estamos, en que podemos mejorar ya y asegurarnos de que lanzamos el negocio correcto.
  • Crecer: cuando tenemos idea de ampliar nuestra empresa también es recomendable que planteemos un nuevo plan de negocio si ya teníamos uno o lo actualicemos. En caso de no tener uno previo redactados será el momento ideal para hacerlo.
  • Buscar inversores: en caso de necesitar la ayuda de capital externo necesitaremos convencerles de que inviertan su capital en nuestro negocio. Si tenemos un documento con la planificación, respetando la extensión del plan de negocio por supuesto, será mucho más fácil que visualicen aquello en lo que queremos que crean y apuesten.