¿Cuánto cuesta crear una empresa?

Ya tienes claro que quieres pasar a ser emprendedor y además tienes tu idea bien definida. Los dos factores son vitales para comenzar esta nueva etapa, y para tener unos cimientos sólidos que te permitan mantener y desarrollar tu proyecto, es fundamental que conozcas los costes de tu emprendimiento.

¿Cuánto cuesta crear una empresa? Esta es una de las primeras preguntas que te haces cuando decides emprender. Existen tantas respuestas a esta pregunta como posibilidades a la hora de imaginar cómo será tu idea de negocio en la realidad. Pero aquí te damos las claves que te permitirán obtener la cifra concreta de cuánto vale emprender un negocio.

Gastos para abrir un negocio

Durante mucho tiempo has pensado en tu salto al emprendimiento, y por tanto tienes muchas ideas sobre cómo va a ser tu nueva empresa, y ahora, es importante que todas esas ideas las plasmes y enlaces en un plan de negocio, te ayudará a ajustar las características de tu empresa para que sea un emprendimiento viable y sostenible.

Calcular gastos de apertura de negocio

Imagen: Lisa S. || Shutterstock

Además, en este proceso de definición del plan de negocio, irás descubriendo indirectamente cuáles son las necesidades del mismo, cuál es la forma jurídica de la empresa que más te conviene, qué productos tangibles o intangibles necesitas para desarrollar tu actividad principal, y por supuesto, cuáles serán los gastos corrientes para un periodo de tiempo determinado.


Esta información es básicamente la que necesitarás para poder conocer los gastos de montar un negocio, tú negocio. Para que te sea más sencillo realizar el cálculo de los gastos de apertura de un negocio, te facilitamos una clasificación de estos gastos en 3 grupos, con algunos ejemplos para ayudarte a identificarlos y que así puedas obtener el coste inicial para tu emprendimiento:

Gastos de constitución de la empresa

Los gastos de constitución de una empresa, hacen referencia a los gastos en los que sólo incurrirás una vez, en el momento de crear la empresa. Aquí contemplamos gastos como:

  • Notaría y tasas en función de los trámites para constitución de empresas
  • Gestoría (en caso de subcontratar los trámites)
  • Capital inicial (necesarios para algunas formas jurídicas)
  • Y en caso de emprender bajo el formato de franquicia los gastos derivados de ello

Inversión inicial

En este grupo deberás tener en cuenta gastos para la puesta en marcha de tu negocio, pero puesto que son bienes y servicios de una vida útil de varios años, no serán gastos recurrentes. Debes tener en cuenta todos los gastos como:

  • Registro de propiedad intelectual
  • Adquisición/reforma de local
  • Maquinaria
  • Equipamiento de oficina: software, ordenadores, impresoras, material de oficina…
  • Vehículos
  • Imagen de empresa: nombre, logo, papelería, letreros de fachada…
  • Creación de una web: dominio, hosting, diseño y desarrollos (aunque no siempre son necesarios), plugins (si necesitas de pago), pasarela de pagos…
  • Asesoría sobre las leyes vigentes que puedan afectar, como la LOPD (Ley Orgánica de Protección de Datos).
  • Mobiliario

Gastos de la actividad (fijos y variables)

Hacen referencia a los costes de la empresa que son recurrentes y necesarios para poder producir y vender tus bienes y/o servicios a los clientes:

  • Costes variables: dependen del volumen de producción y venta de bienes y/o servicios
  • Materias primas para la producción de bienes o servicios
  • Servicios de proveedores y profesionales independientes
  • Comisiones e incentivos de ventas
  • Costes fijos: son gastos en los que se incurren independientemente del volumen de negocio, del volumen de ventas
  • Salarios y seguros sociales (no olvides tenerte en cuenta en este epígrafe si vas a participar activamente en el proyecto)
  • Suministros: luz, agua, teléfono, internet,..
  • Publicidad y marketing
  • Alquiler de inmuebles (almacenes, oficinas, aulas…), vehículos o maquinaria
  • Mantenimiento de instalaciones y maquinaria
  • Costes de financiación (si ha sido necesaria)
  • Seguros, cuotas de asociaciones y colegios profesionales,…
  • Cuota de autónomo (si se ha elegido esta forma jurídica)
  • Impuestos para empresas (IBI, IAE,…)

Con los dos primeros sabrás, estrictamente hablando, cuánto cuesta abrir un negocio, sin embargo, es importante conocer también cuáles serán los gastos del tercer grupo, que aunque son gastos de la actividad normal, son también gastos al inicio de un negocio que se deberán tener en cuenta para otros factores como la liquidez de los primeros meses.

Una posibilidad de abrir un negocio sin realizar una gran inversión inicial es crear una tienda online sin stock propio, de este modo solo tendremos que invertir dinero en el desarrollo de la plataforma de venta, no tendremos que invertir en stock.

Esta información te servirá, además, para saber si dispones de los fondos necesarios para desarrollar la actividad desde el inicio hasta el momento en que comiencen a obtenerse beneficios o, por el contrario, necesitarás de financiación externa y otras ayudas.

La tarea de obtener la cifra de los gastos iniciales de un negocio nunca es sencilla, es una planificación, un presupuesto teniendo en cuenta factores que no siempre pueden ser cuantificados de manera exacta. Es conveniente realizar un plan de inversión en el cual se describan todos los gastos necesarios para iniciar la actividad de la empresa. Dedícale tiempo y sé realista (tanto en plazos como en importes), ya que es una tarea que favorece, sin duda, el inicio organizado y sostenible de un emprendimiento.

Fuentes de financiación para crear un negocio online