El branding corporativo: una forma de generar ventaja competitiva

Alexis Ferri

En el mundo empresarial existe competencia prácticamente en la mayoría de los sectores. Pero, ¿qué hacer para destacar sobre el resto? Branding corporativo.

Actualmente el término "branding" se ha puesto de moda, pero, ¿qué significa? Traducido al español significa construcción de marca. Por lo tanto, Branding corporativo viene referido a la construcción de una marca corporativa. Es importante diferenciarla, ya que también existe el branding personal, que viene a ser la construcción de una marca pero a nivel personal. Te recomendamos el artículo de cómo construir una marca personal.


El branding corporativo y los beneficios en la empresa

Rawpixel.com || Shutterstock

Qué es el branding corporativo, te proponemos algunos ejemplos.

Cuando vamos a pedir un pañuelo, la mayoría decimos si nos pueden prestar un Kleenex, cuando vamos a envolver un bocadillo, lo hacemos con papel Albal, y cuando vas a poner una nota en la nevera, lo haces con un Post-it. Sin darnos cuenta, asociamos productos a una marca, ya que un Kleenex es un pañuelo de papel, el papel Albal es papel de aluminio y los Post-it son pequeñas hojas de papel autoadhesivas.

Es muy importante saber qué elementos incorpora la marca corporativa para poder cuidar cada uno de estos. Los principales elementos son: el logo, la comunicación verbal y el componente psicológico. Todo esto de forma unificada y bien elaborada, pueden marcar una diferencia notable respecto de nuestros competidores, por eso es necesario cuidar bien cada aspecto. Por ejemplo, un buen logo sin una correcta comunicación, casi a ciencia cierta será un fracaso. O una comunicación que no difunda los valores que queremos transmitir, no captará atención del usuario al que queremos dirigirnos.

¿Qué nos aporta el desarrollo del branding corporativo? Toma nota.

Se suele decir que el branding es el SEO de la memoria. Significa que nuestra mente sitúa los productos o marcas por delante de otras de la competencia, es como una SERP (página de resultados de un buscador) mental dónde se ordenan las marcas según multitud de criterios, todos ellos personales.

El branding corporativo debe crear emociones

Uno de estos criterios del branding corporativo va estrechamente ligado a las emociones. Crear fans de tu marca, hacerles sentir algo único, no hay nada más beneficioso para tu marca corporativa que conseguir esto, éxito asegurado. Un claro ejemplo, podríamos verlo en marcas como Apple o Harley-Davidson, que no cuentan solo con clientes, sino con fans. Hay marcas que son capaces de provocar amor, fascinación e incluso crear un estilo de vida en torno a la marca. Pero, ¿cómo han conseguido eso? Con un branding corporativo cohesionando los elementos descritos anteriormente.

Los valores de empresa son fundamentales en la marca corporativa

También los valores de la empresa son esenciales en la marca corporativa. Que se sientan identificados con estos, provoca que el cliente te posicione por delante de otros, solo porque va más acorde con tu cultura e ideales. Un ejemplo, podría ser Aquarius, una bebida refrescante para deportistas que disfrutan de un estilo de vida activo y saludable. Kat Von D o Mac Cosmetics, serían otros ejemplos, ya que muchos de sus clientes son personas concienciadas con el maltrato animal (cruelty free), y por ejemplo Mac, tiene una línea de lápices labiales de edición limitada, cuya recaudación es 100% donada a su propia asociación que investiga el VIH.

Resumiendo, el branding corporativo nos permite fidelizar clientes, algo muy importante hoy en día, y por lo que las marcas dedican cada vez un mayor esfuerzo. También permite generar un mayor alcance, ya que desarrollar un buen branding corporativo permitirá que el público muestre un mayor interés en nuestros productos, y sobre todo que la intención de compra aumente. La estrategia de branding corporativo debe trabajarse de forma constante, ya que suele ser una estrategia a largo plazo. Además, hay que llevar un control exhaustivo de sus resultados, ya que, en caso de no estar cumpliéndolos, poder reformular la estrategia para así cumplir los objetivos establecidos.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No