El salario en especie

Patricia Nuño
Puede ser algo desconocido para muchos. Pero el salario no tiene porqué cobrarse siempre en dinero. En muchas ocasiones, los trabajadores perciben el salario en especie, es decir, cobrando sus servicios a cambio de bienes o servicios.

A este tipo de salario también se le conoce como retribución flexible. Obviamente, no es sustitutivo del salario dinerario, pero hay casos en los que, si así lo permite la ley, el convenio colectivo, y ha quedado pactado en el contrato de trabajo entre ambas partes, la empresa podrá retribuir parte del salario en especie. Lo que nunca podrá hacer es imponerlo de manera unilateral. El acuerdo entre las partes, será necesario.

¿Qué es el salario en especie?

El salario en especie o la retribución flexible se trata de una retribución consistente en una prestación diferente al dinero, siempre que haya habido un acuerdo entre empleado y trabajador al respecto y que esté bajo los términos legales.

remuneracion en especie

El límite del salario en especie es del 30% sobre el total del salario. Esto quiere decir que si un trabajador tiene un salario de 1.200€, sólo podrá percibir en especie bienes o servicios por un valor de 360€ (30% de 1.200€). Y, obviamente, no podrá ser cualquier bien o servicio. Sino que debe ser adecuado para su uso personal y familiar, que tenga un valor razonable.

Muchos trabajadores pueden tener la duda de si es mejor o peor cobrar el salario en especie. Lógicamente, dependerá mucho de la situación personal, familiar y laboral de cada uno. Por ejemplo, para un trabajador con niños pequeños que la empresa en la que trabaja disponga de guardería o que tenga convenio con una guardería cercana a la empresa, será un ahorro de tiempo y dinero importante. Sin embargo, para un trabajador sin hijos, esta retribución en especie no le será de gran utilidad.

¿El salario en especie cotiza a la Seguridad Social?

Este salario, pese a que no se trate de cobro en dinero, se computa como parte de la nómina del empleado a todos los efectos. Por tanto, el salario en especie cotiza para la Seguridad Social y tiene retenciones de IRPF. Por ello, el trabajador deberá declarar esta parte del salario en su declaración anual de la renta.

Asimismo, se deberá tener en cuenta para el cálculo de las indemnizaciones por despido.

 

¿El salario en especie debe aparecer en nómina?

Debemos tener en cuenta de que es necesario que aparezcan las retribuciones en especie en nómina y, además, tienen que estar definidas mediante una cuantía exacta para saber qué parte del salario del trabajador se paga a través de una remuneración en especie. Debemos recordar que no puede exceder del 30%.

Plantilla Premium Nóminas

No pierdas más tiempo y controla muy fácilmente el día a día de tu negocio. Esta plantilla ofrece una solución muy eficaz si necesitas controlar y registrar esta información para poder revisarla mensualmente o anualmente.

El salario en especie vs. Retribución extrasalarial

Son dos conceptos bastante diferentes pero que pueden llegar a crear confusión.

La diferencia principal estriba en que, mientras que el salario en especie, tal y como hemos comentado, cotiza para la Seguridad Social, la retribución extrasalarial no está sujeta a dicha cotización y, por tanto, no computa a efectos de indemnización.

Tipos de salario en especie

Para que no queden dudas respecto a este concepto, te detallamos algunos tipos de salario en especie:

  • Entrega de cheques restaurante.
  • Servicio de comedor de empresa.
  • Concesión de un vehículo para uso personal y laboral.
  • Disfrute de plaza de parking, sin limitarlo al tiempo de trabajo
  • Abono de transporte público.
  • Disfrute de vivienda sin pago de alquiler o pagando un precio inferior al del mercado. Hay que tener en cuenta que el inmueble debe ser propiedad de la empresa para así poder ceder su uso al trabajador
  • Servicio de guardería, facilitando a sus empleados la conciliación entre la vida familiar y laboral.
  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No