Errores de las empresas en la transformación digital

Verónica Ruiz
El ámbito empresarial está inmerso en su transformación digital. En la mayor parte de los negocios la presencia online es importante para la optimización de procesos y desarrollar nuevos modelos de negocio. En definitiva, la transformación digital influye tanto en su crecimiento, como en su competitividad frente a otras empresas.

Esto es natural si tenemos en cuenta que:

  • Billones de personas se conectan a Internet cada día. Es un interesante mercado para tu empresa y una forma directa de llegar a nuevos clientes, ¿verdad?

  • En el mundo online se dejan huellas. Esto es que podemos conocer muchos datos sobre el usuario: comportamiento, edad, sexo, ciudad… Generan unos datos útiles que nos servirán a la hora de tomar decisiones. ¿Tu empresa aprovecha toda esta información para impulsar nuevos productos?

  • Las nuevas generaciones están acostumbradas a los entornos digitales, demandan agilidad en los procesos y son muy críticos con las marcas. Además son los que en breve se incorporarán a las plantillas de las empresas.


Errores de la transformación digital
Imagen: chombosan || Shutterstock

A groso modo la transformación digital implica:

  • Redefinición de la visión de la compañía.

  • Digitalización de los procesos.

  • Entender y analizar a los clientes.

  • Establecer una misma estrategia para los departamentos de marketing, comunicación y comercial.

  • Rediseño de productos y servicios.

  • Mejorar las relaciones entre los distintos departamentos de la compañía.


¿Qué errores se cometen en la transformación digital de los negocios?


Aunque se establezcan las estrategias y los objetivos empresariales, existen riesgos de la trasformación digital para las empresas. Normalmente son debidos a la poca experiencia de las compañías en este nuevo ámbito. Como consecuencia se dan errores. Veamos algunos de ellos.

  • Mediocridad. Muchas veces desde la dirección se piensa que la transformación digital ha de darse desde la propia empresa. Con el fin de ahorrar costes en la empresa se suele encargar estas tareas a personal interno o a becarios. Por lo que las soluciones no están a la altura de profesionales.

  • Sin medición. No se recopilan las acciones ni tareas en informes. Tampoco se miden los resultados. Por lo que las estrategias se realizan a ciegas, con el riesgo que esto supone.

  • Falta de estrategia. En relación al error anterior, la empresa a veces comete el error de moverse por modas o tendencias. Con lo cual no está aplicando estrategias que de verdad sean útiles para el negocio.

  • Sin comité interno. Es primordial que entre los propios trabajadores se constituya un grupo para ir recopilando todos los cambios que han de hacerse. Sin embargo, no se suele hacer. Todas estas tareas se suelen dejar a una agencia de marketing y consultores estratégicos. Pero los trabajadores no saben cómo canalizar todo esto para llevarlo a cabo en la empresa con éxito.

  • Depositar todo en manos de las consultorías. Las compañías tienden a dejar todo en manos de las consultorías o agencias de marketing. La principal razón es porque piensan que los consultores tienen la respuesta a todos los problemas. Pero para que funcione ha de implicarse la empresa también porque nadie como ella conoce el producto que vende.

  • La transformación digital ha de ser inmediata y aplicarse a toda la empresa. Tenemos que asumir que el cambio puede ser lento y que no se hará de una sola vez. Es importante que la transformación sea gradual.

  • Alto coste económico. La transformación digital no tiene por qué suponer un alto coste de presupuesto. Hay distintos tipos de proyectos. Debemos tener en cuenta que a la larga nos va a beneficiar a nuestro negocio. Y no sólo eso, ya que una posible digitalización de la competencia nos puede sacar del mercado.

  • Es un proyecto de tecnología. En realidad la transformación digital es algo más que adoptar nuevas tecnologías a nuestro proceso de producción. Es un cambio global que va a afectar a muchas áreas de la empresa.


Estos son algunos de los riesgos de la transformación digital para las empresas. Existen otros como pensar que es imprescindible nombrar una o dos personas que asuman las competencias que supone este cambio. De no estar integradas en la empresa pueden crear conflictos con otras áreas. ¿Conoces algún error más que cometen las empresas al adoptar la estrategia de la transformación digital? >