¿Es mejor abrir una franquicia o un negocio propio?

Emprender está de moda. Desde que España entrara en crisis y las tasas de paro incrementaran hasta llegar a máximos históricos, se ha dado un ligero cambio en la forma de entender el trabajo y el riesgo. Son muchos los españoles que han apostado por trabajar por cuenta propia y crear una empresa para iniciar su negocio.

Se trata de una decisión importante y son muchos los que se han visto envueltos en la duda sobre si, abrir un negocio propio, desde cero, o, por el contrario, decantarse por la apertura de una franquicia. Tú qué piensas, ¿es mejor abrir una franquicia o un negocio propio? Te contamos las principales ventajas de cada uno de ellos.


Abrir negocio propio o franquicia
Imagen: johan.lebedevski || Shutterstock

Invertir en una franquicia vs Negocio independiente

Cuando un emprendedor quiere invertir en un negocio, existen bastantes dudas sobre si es preferible invertir en un negocio propio (con todo lo que ello conlleva de tener que empezar todo desde cero: registro de marca, trámites burocráticos, identidad corporativa, estrategia de marketing y comunicación, financiación, etc.) o en una franquicia.

Ventajas de invertir en una franquicia

Son muchos los emprendedores que, a la hora de invertir en un nuevo negocio, prefieren empezar con una base ya forjada, que les dé unas pautas que les sirvan de base para trabajar y empujar el negocio hacia adelante. Por ello, ven una gran oportunidad invertir en una franquicia. ¿Por qué es bueno apostar por la inversión en una franquicia? Algunas de las razones son:

  • Tienes el apoyo de la central de franquicia, así como de otros franquiciados. Esto te da cierta tranquilidad para tener un soporte en los momentos de dificultad y dudas.
  • Seguridad. La franquicia se trata de un negocio probado, que tiene, a priori, más probabilidades de éxito y dando buenos resultados desde los comienzos. No obstante, el hecho de que sea franquicia no es sinónimo de que vayas a ser rico de la noche a la mañana. Mira que, efectivamente, sea una franquicia probada y haz un buen análisis de mercado antes de decidirte a dar el paso.
  • Reconocimiento de marca. La franquicia, por lo general, es un negocio ya conocido con una marca que mucha gente ya identifica. Por ejemplo: McDonald’s.
  • Te ahorras los gastos iniciales, tanto a nivel de tiempo como de recursos, que se deben hacer en un negocio propio, a nivel de diseño de identidad corporativa, etc.

Ventajas de invertir en un negocio independiente

Abrir tu propio negocio supone recorrer un largo camino, en el cual serás tú quien defina absolutamente toda la estrategia de la compañía, en todos los aspectos: a nivel comercial, de comunicación, de ventas, de operaciones.

Te contamos algunas de las razones por las que deberías invertir en un negocio independiente:

  • Plena libertad para tomar tus propias decisiones y trazar el camino de la compañía como mejor lo consideres, sin estar a expensas de lo que te digan. Eres tú el responsable de definir y diseñar la estrategia y de implantarla. Temas como la marca, los tipos de productos o servicios a vender, las ofertas, etc., irán de tu mano.
  • Ahorro de costes. Al apostar por un negocio propio no tendrás que pagar, por ejemplo, un canon de entrada, ni royalties, ni regalías que sí deberás pagar en caso de querer invertir en una franquicia.
  • Negocio multimarca. Si te decantas por un negocio independiente, podrás optar en cualquier momento por convertir tu negocio en multimarca o, por ejemplo, ampliarlo con algún córner en establecimientos comerciales.
  • Elección de proveedores. Tendrás total libertad para elegir los proveedores con los que quieres trabajar y colaborar con el fin de lograr un servicio de calidad y profesional.