Estrategias de posicionamiento

María Montero
Conseguir un óptimo posicionamiento de mercado es el anhelo de toda empresa. Y es que, una vez que tu marca y tu producto están posicionados en la mente de los consumidores y son percibidos de una manera positiva, la acogida en el mercado es total, aun más si el posicionamiento se consigue según los parámetros deseados para la empresa.

Clases de estrategias de posicionamiento Imagen: pathdoc || Shutterstoc

¿Qué tipos de estrategias posicionamiento de marca existen?

Existen numerosas estrategias de posicionamiento de una marca, pero en este artículo nos centraremos en las siete estrategias más comunes y exitosas.

  1. Según el estilo de vida. Esta estrategia se basa en intentar posicionarse basándose en el estilo de vida del consumidor objetivo y es un tipo de estrategia muy presente en el sector del automóvil.
  2. Basada en el consumidor. A través de este modelo se consigue que sea el consumidor, a través de su experiencia, el que posicione la marca o el producto en la mente de otros consumidores.
  3. Basado en su uso. Se basa en el uso mismo del producto, que queda vinculado a un momento, lugar y ambientes determinados. Es el caso, por ejemplo de las bebidas energéticas para deportistas o una crema solar.
  4. Basado en la calidad o el precio. Esta es la táctica que siguen las marcas que quieren ser relaciones con la exclusividad y el lujo, fundamentando básicamente su posicionamiento en la calidad del producto o su precio. Esta es el recurso de posicionamiento más empleado por las grandes marcas de moda o joyería.
  5. En comparación con la competencia. A través de esta técnica se puede hacer una comparativa de tu producto con otro u otros de la competencia, para resaltar la supremacía de tu producto frente al resto. Es muy común en el caso de los detergentes.
  6. Basado en los beneficios. Con esta estrategia se pretende posicionar un producto en la mente de los consumidores resaltando los beneficios que entraña su uso o consumo. Además, de la obvia necesidad que el usuario desea cubrir con la adquisición del producto, si la empresa atribuye al producto beneficios complementarios será más fácil conseguir un óptimo posicionamiento en la mente del público objetivo.
  7. En función de sus características. El principal fundamento de posicionamiento en este caso son las características técnicas del producto. Se emplea sobre todo en las empresas automovilísticas y tecnológicas.

¿Cuáles son los principales errores de posicionamiento?

La estrategia debe adecuarse lo máximo posible a los atributos más significativos y comunicables del producto, pero en el caso de que no dé buenos resultados se puede deber a alguno de los siguientes errores de posicionamiento:

  • Sobreposionamiento. Este error de estrategia se produce cuando la compañía hincha los atributos del producto, hasta tal punto de que son superiores a los que va a cumplir y, por tanto, el usuario percibir.
  • Subposcionamiento. En este caso el error de posicionamiento se manifiesta porque la empresa realiza una pobre difusión de su marca, al destinar a esta actividad recursos insuficientes.
  • Posicionamiento confuso. Este error llega cuando en la mente del consumidor no existe claridad a la hora de ubicar la marca. Generalmente, este hecho se debe a que la empresa ha realizado ciertos cambios en poco tiempo que llevan a esta confusión.
  • Posicionamiento dudoso. Este error es uno de los más difíciles de subsanar, ya que se da cuando el consumidor no cree en las palabras de las empresas. Y es que la confianza del consumidor se recupera con dificultad, si es que se hace. Se puede intentar solucionar con intensas campañas promocionales que le permitan llegar a sus objetivos de posicionamiento.

Con toda esta información ya puedes crear la mejor estrategia de posicionamiento para tu marca y para tu producto. Conoce cuáles son los pasos e instrucciones para posicionar una marca o producto.

Cómo posicionar una marca

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No