7 estrategias para conseguir liquidez para tu empresa

Pau Sisternas

Tener liquidez es imprescindible para cualquier negocio. En realidad, la falta de liquidez es un problema estructural y no algo coyuntural, aunque no se manifiesta hasta que el mercado se queda sin liquidez y los bancos cortan el grifo.

Si no quieres que tu compañía sufra estragos, puedes seguir las principales estrategias para que nuestra empresa obtenga liquidez y pueda operar sin dificultad, accediendo a la liquidez siempre que sea necesario.

Cómo puede una empresa ganar liquidez

1. Control financiero

Llevar el control de las finanzas de la empresa es esencial para tener liquidez. Herramientas como un plan financiero completo o un presupuesto de tesorería nos dicen de dónde vamos a sacar dinero, los plazos de cobro y pago o la liquidez con la que cuenta la empresa.

Eso sí, para una gestión eficiente hay que saber diferenciar entre tesorería y beneficios, ya que tener mucha liquidez en un momento determinado no significa que la empresa está obteniendo beneficios.

2. La negociación de los términos de pago y cobro

En el día a día de la empresa debemos afrontar una serie de pagos a los proveedores o acreedores, pero también cobraremos de los clientes. Con estos hay que negociar los periodos de pago, de modo que obtengan descuentos por pagar al contado o a corto plazo, ofreciendo el pago a crédito solo a los clientes estratégicos o de confianza.

Con los proveedores o acreedores intentaremos alargar los plazos de pago, pero pagando siempre cuando toca. Siempre estarán abiertos a negociar contigo las condiciones de compra y los pagos... si eres buen pagador.

3. Aprende a gestionar el stock

Muchas veces nos quedamos sin liquidez ante la incapacidad de sacar adelante el stock. Si por su sector la empresa tiene una gran dependencia del stock, hay que saber gestionarlo. Puedes usar estas herramientas para el control de stock que te recomendamos.


Cuando se acumula porque no se vende, es liquidez que estamos perdiendo y que no sabemos cuándo llegará. Los stocks en depósito o el trabajo con pedidos bajo demanda nos permiten rotar rápidamente el stock.

4. Una buena gestión de los préstamos

Podemos solicitar un préstamo para obtener liquidez, aunque hay que andarse con cuidado y leer bien las condiciones en que lo obtenemos. Busca el préstamo más favorable para tus intereses y la financiación de tu empresa, en especial en lo relacionado con mensualidades e interés.

Y si es posible, reunifica préstamos para tratar de pagar menos. Si tienes varios préstamos con una misma entidad, es fácil que te permitan agruparlos bajo un único préstamo para devolverlos más fácilmente.

5. Control de gastos

Lógicamente, la mejor forma de obtener liquidez es evitar los gastos innecesarios. Sin embargo, una empresa tiene unos gastos regulares, de modo que se antoja indispensable controlar los gastos fijos e incluso tratar de analizar si se pueden reducir por algún lado.

Pero también hay que suprimir los gastos superfluos, que no aportan nada a la empresa y pueden derivar en problemas de liquidez en un futuro no muy lejano.

Plantilla Excel premium para el control de gastos e ingresos de empresas y autónomos

6. Las líneas de trabajo deficitarias

Una empresa puede tener varias líneas de trabajo, y cuando hay problemas de caja hay que analizar todas ellas para saber si aportan liquidez o si son rentables. Cuando suman liquidez y/o rentabilidad no tomaremos medidas, el problema llega si una línea de trabajo ni es rentable ni aporta liquidez.

Entonces hay que tomar medidas drásticas para acabar con esa sangría, como cerrarla, venderla o cederla a un tercero para obtener algo de liquidez con ella.

7. Aprovecha los mecanismos legales

Hacienda nos permite aplazar las deudas, o en el peor de los casos fraccionar su pago, de modo que tendrás algo más de liquidez a corto plazo.

Otra herramienta legal que tenemos para generar más liquidez es aprovechar las deducciones fiscales por desarrollo, actividades de I+D o innovación tecnológica.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No