Factura intracomunitaria

Patricia Nuño
La globalización, el desarrollo de Internet y el fácil acceso a la información, han facilitado la evolución en el mundo de los negocios. Si antes era habitual acudir a las tiendas de barrio a comprar; hoy en día podemos comprar en tiendas de cualquier parte del mundo, recibiendo el pedido directamente en casa en cuestión de 24 horas.

La proliferación de las tiendas online, la alta competencia y las facilidades gubernamentales para emprender y apostar por un negocio propio, son solo algunas de las razones por las que la compraventa a nivel internacional se ha potenciado. Sin embargo, ¿cómo realizar facturas de dichas operaciones? Descubre qué es la factura intracomunitaria y cómo puedes emitirla.

Factura intracomunitaria
Imagen: s.sermram || Shutterstock

¿Qué son las facturas intracomunitarias?

Las facturas intracomunitarias, como su propio nombre indica, son aquellas facturas que se emitirán para operaciones en las que una de las dos partes está en España y la otra en otro país diferente, pero dentro de la Unión Europea.

La principal característica de las facturas intracomunitarias pasa por la particularidad de que es posible que, en ocasiones, no conste el IVA, puesto que éste se trata de un impuesto a aplicar en territorio español.

Las facturas intracomunitarias son aquellas que se emiten en operaciones que se realizan entre dos partes, una de ellas operando desde España y la otra desde cualquier otro país que forme parte de la Unión Europea.

Así, si sueles trabajar con clientes o proveedores de un país de la Unión Europea que no sea España, deberás aplicar el IVA intracomunitario y generar y emitir una factura adaptada a la normativa europea.

Plantilla Excel Premium de facturas completas para empresa

¿Cómo hacer una factura intracomunitaria?

Hacer una factura intracomunitaria puede ser algo bastante tedioso y complicado si no sabes cómo aplicar la normativa europea. Sin embargo, te vamos a contar cómo hacer una factura intracomunitaria, para que puedas resolver todas tus dudas y emitas este tipo de facturas como si de una factura ordinaria se tratara.

1. Numeración

Al igual que en otro tipo de facturas, en la factura intracomunitaria debe constar una serie de numeración correlativa en fecha y número. Normalmente, la serie comienza de nuevo año tras año, y suele comenzar por el número 1. Puedes poner la etiqueta identificativa que quieras a tu factura intracomunitaria. Por ejemplo: INTRA – 001 sería la primera factura que emitirías.

Es importante que, cuando generes las facturas intracomunitarias, éstas tengan una numeración correlativa, siguiendo un orden. Esto te ayudará también a llevar un orden en la gestión y contabilidad de dichas facturas.

2. Fecha de emisión y vencimiento.

Hay que indicar en la factura intracomunitaria la fecha en la que se emite y la fecha en la que vence o, en otras palabras, la fecha en que caduca. Dicha fecha de vencimiento no es obligatoria, pero sí te ayudará a llevar un control de cobro de pagos.

3. Concepto.

En la factura intracomunitaria también debes realizar una descripción de la operación que se realiza. Por ejemplo: edición digital de vídeo 3D.

4. Tipos impositivos.

Es decir, incluir en la factura intracomunitaria el IVA y el IRPF cuando proceda. No obstante, al ser una operación intracomunitaria, recuerda que no será necesario aplicar el IVA si ambas partes tenéis NIF.

5. Información de registro mercantil.

Este dato en la factura intracomunitaria sólo será necesario cuando sean empresas (no, por ejemplo, autónomos).

6. Notas.

Siempre es conveniente incluir en tu factura intracomunitaria un apartado de notas u observaciones. Por ejemplo, para el caso de estas operaciones, es importante que dejes reflejado que la operación está exenta de IVA según la directiva comunitaria, incluir el número de cuenta o el método de pago que pones a disposición del cliente, etc.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No