Fases del proceso de gestión de talento humano

Clara Nieva

La gestión del talento humano tiene varias finalidades, una de ellas es la de retener a las personas que aportan además de trabajo profesionalidad a nuestra empresa. Este es uno de los comportamientos clave de las organizaciones más inteligentes. Nos sirve también para medir el bienestar de nuestros trabajadores y el clima laboral de la empresa.

Pero además, el objetivo de la gestión del talento se trata de potenciar este talento ya innato. Así como proporcionar todos los recursos y herramientas disponibles para el desarrollo de este.

En este artículo vamos a analizar las fases del proceso de gestión del talento humano que las empresas, concretamente el departamento de recursos humanos, pone en marcha para llevarla a cabo. Para captar a los mejores candidatos y evitar que nuestros profesionales nos abandonen.

Etapas de la gestión del talento
Gorodenkoff || Shutterstock

4 Etapas de la gestión del talento humano

No existe ningún orden escrito de las fases que se deben seguir. Sin embargo, a continuación te proponemos 4 etapas para hacer un buen trabajo en la gestión del talento para cualquier organización.

1. La selección del personal

La selección del personal constituye la primera de las fases de la gestión del talento. En esta etapa podemos encontrar 3 fases clave del proceso.

El reclutamiento

El reclutamiento es una de las fases iniciales del proceso. Cuando se habla de reclutamiento se refieren a la búsqueda de la persona más idónea para el cargo que se ofrece. Existen muchas formas de selección de personal como los currículos, las entrevistas o incluso iniciar un contacto directo con una persona específica si sabemos de antemano que cumple todo lo que andamos buscando.

La entrevista

El segundo paso de esta primera fase lo que se hace es la entrevista. En esta ocasión no nos referimos a la típica entrevista de trabajo para la selección de personal. Esta ya se habrá producido en la fase anterior. En este proceso de gestión del talento la entrevista es el método de tomar contacto con el candidato y definir asuntos de la negociación del contrato. E incluso conocer algunos de los insights de la empresa que le han hecho postular al cargo.

Introducción en la organización

La última fase de esta primera etapa es la inducción del nuevo profesional en la empresa. Desde el departamento de recursos humanos se debe iniciar un proceso de adaptación y sociabilización. Como hemos hablado en otras ocasiones es esencial que las personas se sientan cómodas en su entorno. Por ello necesitamos un clima laboral positivo que fomente el trabajo en equipo y la solidaridad laboral.


Curso online reclutamiento y selección del personal Intefi

2. Valoración de cargos

Tras superar la primera fase de captación llega del momento de redefinir las estructuras jerárquicas que imperan en la mayoría de las empresas. Con la incorporación de nuevos profesionales de la empresa se debe contemplar la idea de intercambiar algunos cargos en base a las capacidades y talentos de cada miembro de la organización, es decir, establecer políticas de gestión del talento humano.

Una buena herramienta para analizar las estructuras de cargos de responsabilidad puede ser elaborar una lista. Esta debe contener los cargos y las personas junto con una justificación matemática de los niveles organizativos.

3. La capacitación

Esta tercera etapa de la gestión del talento en las empresas se basa en la formación de nuestros profesionales. Existen miles de formas de completar los conocimientos, necesidades y habilidades de las personas que forman nuestra organización. En este contexto el trabajo de los recursos humanos es detectar las necesidades y diagnosticar las carencias de nuestro equipo y poner en marcha actividades que solucionen estos problemas.

La capacitación también es una forma de mantener a nuestros mejores profesionales. La ambición de mejorar y ser los mejores en lo suyo es una cualidad muy importante que debemos tener en cuenta en los trabajadores. El poder formarse de forma continua es un incentivo en nuestra empresa que se recompensa con mejor productividad y resultados.

4. Evaluación

Esta última fase trata de medir las aportaciones de cada una de las personas que conforman nuestra organización. Controlar los procesos de trabajo e intentar mejorar en todo lo que se pueda. Para ello, es muy importante tener en cuenta la opinión de las personas que se acaban de incorporar, dado que nos pueden dar nuevas visiones sobre nuestras rutinas y trabajos.

Como hemos visto, gestionar el talento humano en las organizaciones no es algo que pueda hacerse mientas se improvisa. Por ello, es importante tener definidos los programas de gestión de talento y de equipo, aunque existen cosas que quizás no sepas sobre la gestión del talento humano. La labor del departamento de recursos humanos debe ser cuidar al personal, atraer al talento humano y velar  por sus intereses y su desarrollo dentro de la empresa para evitar pérdidas de talento.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No