6 formas de minimizar los riesgos en la toma de decisiones en tu empresa

Héctor Sanmiguel

Todas las decisiones tienen un punto de incertidumbre. El proceso de toma de decisiones en la organización implica la identificación de un objetivo, la obtención de la información necesaria, y la evaluación de las alternativas para tomar finalmente la decisión. El proceso parece sencillo, pero muchas personas pasan por alto algunas de las etapas críticas y los riesgos que se producen al tomar decisiones. Siempre que sea posible, es importante evaluar todas las alternativas y riesgos asociados a las circunstancias, para finalmente tomar la mejor decisión en cada momento. Todas las formas de minimizar los riesgos en la toma de decisiones de la empresa, a continuación.

¿Por qué reducir los riesgos de la toma de decisiones en una empresa?

Tomar buenas decisiones en nuestra empresa comporta al menos tres grandes beneficios:

Las buenas decisiones duran más

Rara vez tendremos que rehacer una decisión que se tomó a través de un proceso completo.

Las buenas decisiones tienen en cuenta tanto factores internos como externos

Una decisión acertada no hará que una parte de la empresa tenga éxito a expensas de otra. Tanto los factores internos como los externos tendrán en cuenta la empresa de forma global y afectarán a la hoja de ruta de la empresa.

Las buenas decisiones eliminan los conflictos de intereses

Tomar una decisión con transparencia y contando con todas las partes implicadas mantendrán a nuestra empresa en el camino correcto, evitando problemas a posteriori.

Tomar una decisión suele conllevar algún tipo de acción en el futuro. Minimiza los riesgos haciendo una lista de los posibles efectos de cualquier acción y evaluando la probabilidad de cada evento negativo, así como el daño que podría causar a la empresa.

Además, evalúa las consecuencias en términos de tiempo (corto o largo plazo) y considera las consecuencias a largo plazo de una decisión en lugar de fijarse únicamente en los efectos a corto plazo. Busca factores externos que puedan afectar a tu decisión e intenta cuantificar la probabilidad de que tu plan fracase y las razones para ello. Detallar estos factores es un paso hacia la elaboración de planes de acción para hacer frente a cualquier problema. Esto reducirá la probabilidad de fracaso y optimizará las posibilidades de éxito de tu empresa.

Cómo debes elegir el tipo de organización empresarial

Preguntas que debemos hacernos ANTES de tomar una decisión empresarial

  • ¿He considerado todas las alternativas?
  • ¿He considerado y analizado completamente cada alternativa?
  • ¿He evaluado y comparado las probabilidades de cada escenario?
  • ¿He evaluado los tiempos y el calendario?
  • ¿Apoya mi equipo o empresa la decisión?

6 estrategias para reducir los riesgos en una empresa

Ahora que conocemos todas las etapas del proceso de toma de decisiones en la empresa llega el momento de enumerar las tácticas para minimizar los riesgos:




1- Define el problema.
2- Identifica y enumera los factores críticos para la decisión.
3- Identifica las opciones viables.
4- Encuentra una opción que sea válida para tu problema.
5- Pon a prueba la opción escogida frente a otras.
6- Identifica las razones para apoyar la opción que te dispones a elegir.

El proceso de toma de decisiones puede verse afectado por los tiempos de los que disponemos para tomar la decisión. Al descartar las opciones poco viables, e identificar una o varias prometedoras, evaluarlas en función de los factores críticos y seleccionar la opción más válida de forma lógica, estamos utilizando un sistema establecido para tratar de eliminar o limitar los sesgos que nos pueden afectar en la toma de cada decisión, que debe tratar de hacerse de la forma más relista y práctica posible.

El reto en la toma de decisiones es tratar de evitar las decisiones tomadas de forma prematura o segadas por alguna razón. Afortunadamente, la capacidad de decisión puede mejorarse mediante la formación y la práctica, y además si tenemos un sistema para tomar decisiones, podemos refinarlo para adaptarlo a nuestra organización y situación concreta, haciendo que este vaya mejorando a lo largo del tiempo, haciendo de nuestra toma de decisiones una parte práctica y eficiente de nuestra empresa.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No