Guía básica para hacer un reclutamiento remoto

Irene Benlloch

Curso online reclutamiento y selección del personal Intefi

¿Has implantado el teletrabajo en tu empresa y tus empleados están trabajando desde sus casas? Entonces lo más lógico es que los procesos de selección que estás realizando en la empresa sean también en remoto, y más en estos tiempos que corren. Aunque las fases más importantes de los procesos de selección son, en esencia, las mismas, a la hora de hacer un proceso de selección en remoto es necesario que sigamos unas pautas extra y nunca, nunca demos nada por hecho.




Fases del proceso de reclutamiento a distancia

¿Cuáles son las competencias profesionales que necesitas en tu plantilla?

Esta es la primerísima pregunta que debes hacerte ANTES de redactar y publicar una oferta de trabajo. Si vas a contratar nuevos empleados en un pico de reclutamiento debes tener claros los niveles de competencia que necesites, así como las responsabilidades que tendrán que asumir las nuevas incorporaciones. Si necesitas una "ayuda extra" para delimitar los niveles de competencia requeridos no dudes en implementar una matriz de competencias en tu empresa.

Otra cosa que debes tener en cuenta en un proceso de selección masivo o individual si estás contratando en remoto son las habilidades y cualidades que debe tener un empleado para trabajar a distancia. Incluye algunas de ellas en tu proceso de reclutamiento, como por ejemplo:

  • Gestión del tiempo.
  • Buenas dotes comunicativas.
  • Capacidad para trabajar en equipo.
  • Proactividad y automotivación.
  • Familiarizado con las herramientas de Home Office.

Publica tu oferta de trabajo en remoto en los principales portales de empleo

Diseña un Career Site para incluir todas las vacantes de empleo que hay en estos momentos en tu empresa o publica una oferta de trabajo en portales de empleo como LinkedIn, InfoJobs, Indeed o Domestika (por poner algunos ejemplos de los portales más habituales). También puedes hacer un mix de ambas opciones cuando se trata de un reclutamiento masivo y redirigir la oferta publicada en el portal de empleo hacia tu propio canal de empleo corporativo. Hagas lo que hagas asegúrate de que tu oferta de trabajo en remoto incluya la siguiente información:

  • La información principal sobre tu empresa y sus políticas de trabajo en remoto (es decir, las fases de las que se compone el proceso de reclutamiento en remoto y los plazos de resolución).
  • El nombre del puesto de trabajo ofertado. Asegúrate de que sea 100% veraz y que incluya palabras clave como teletrabajo, trabajo en remoto o trabajo desde casa.
  • Los detalles principales del puesto de trabajo y las tareas que desempeñaría el candidato en remoto.
  • Incluye los requisitos necesarios a cumplir: trayectoria académica, profesional, habilidades blandas, conocimiento de idiomas, etc.
  • Fecha límite del proceso de selección.

Haz la primera criba curricular

Aunque solo deberían presentarse a tu proceso de selección los candidatos que cumplan el 100% de los requisitos obligatorios, sabemos que esto no siempre ocurre y que debemos hacer una primera criba curricular para quedarnos únicamente con los candidatos que dan el perfil. Asegúrate además de que los candidatos escogidos comprendan la política de trabajo en remoto de la empresa.

Haz una videoentrevista con tus principales candidatos

Ahora que has cribado a tus candidatos, llega el momento de organizar una vídeo-entrevista de trabajo con ellos. Apuesta por alguno de los programas informáticos que permiten realizar entrevistas en remoto (como Skype, Zoom o Google Hangouts) y asegúrate de programar con tiempo esta entrevista. No da muy buena imagen que agendes una entrevista de trabajo el mismo día.

Utiliza los canales más adecuados para comunicarte con tus candidatos

Por ejemplo, puedes utilizar el correo electrónico para programar las entrevistas de trabajo con el candidato, los mensajes de texto para informarle de algo urgente (un cambio de última hora en la entrevista por ejemplo) y las llamadas teléfonicas para comunicar los diferentes plazos en el proceso de reclutamiento.

Haz un plan de acogida para el teletrabajador

El proceso de onboarding (es decir, el proceso mediante el cual un nuevo empleado se incorpora a tu empresa) es un paso más en todo proceso de contratación que se precie y no hay que dejarlo pasar solo porque ya hayamos seleccionado a nuestro candidato. ¡Al contrario! El hecho de que tu empleado se incorpore en remoto hace necesario urdir un plan de acogida en remoto para proporcionar una experiencia de incorporación agradable y ayudarle a establecerse en su nuevo puesto de trabajo.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No