Guía de actuación para empresas y empleados frente al coronavirus 2020

Raquel Hernández

La rápida expansión del coronavirus a principios de este 2020 ha generado una ola de dudas y confusión a nivel global. De hecho, muchos empresarios se preguntan hasta qué punto han de ser cautos para evitar el riesgo de contagio de esta enfermedad. Precisamente ayer conocíamos la noticia de que el Ministerio de Trabajo y Economía Social ha elaborado una guía de actuación frente al coronavirus. Se trata de un documento de nueve páginas que recoge las principales pautas de prevención de riesgos laborales que han seguir empresarios y empleados en caso de que exista un riesgo de contagio por coronavirus en el centro de trabajo.

Pautas de prevención de riesgos laborales por el coronavirus 2020

Como ya hemos adelantado, el objetivo de esta guía es proporcionar la información necesaria sobre la aplicación de la normativa laboral en relación con diferentes situaciones en las que pueden encontrarse las empresas y los empleados. El documento recoge medidas de carácter preventivo y de seguridad ya existentes en la legislación laboral española, aunque en este caso se focaliza en el coronavirus y su posible incidencia dentro del ámbito laboral.


Estas son las pautas de protección de la salud de las personas trabajadoras que se recogen en esta guía del Ministerio de Trabajo:

1. Paralización de la actividad por decisión de la empresa

De acuerdo al artículo 21 de la ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales (LPRL), las empresas están obligadas a informar de la existencia de riesgo de contagio por coronavirus (en caso de haberlo) y de "adoptar las medidas necesarias para que las personas trabajadoras puedan interrumpir su actividad y, si fuera necesario, abandonar de inmediato el lugar de trabajo".

2. Paralización de la actividad por decisión de las personas trabajadoras

En aquellos casos en los que hubiera un riesgo "grave" e "inminente" de contagio por coronavirus, los empleados pueden interrumpir
su actividad y abandonar el centro de trabajo. En ese sentido, no podrán sufrir perjuicio alguno derivado de la adopción de las medidas adoptadas, siempre y cuando no hayan "obrado de mala fe o cometido negligencia grave".

2. Medidas preventivas

"El deber de protección de la empresa implica que esta debe garantizar la seguridad y la salud de las personas trabajadoras a su servicio en todos los aspectos relacionados con el trabajo que están bajo su ámbito de dirección", según explica la guía.

Además, los empresarios deben adoptar aquellas medidas preventivas de carácter colectivo o individual en función del tipo de actividad, distribución y características concretas de la actividad que la organización lleve a cabo. Una de estas medidas puede ser el teletrabajo, que puede adoptarse "con carácter excepcional" en aquellos casos en los que los trabajadores no puedan desarrollar sus tareas en el centro físico habitual.

¿Quieres saber más? Desde este enlace puedes acceder a la Guía para la actuación en el ámbito laboral en relación al nuevo coronavirus.

 

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No