La excedencia voluntaria

Patricia Nuño
Excedencia en el trabajo
Son muchas las personas que a lo largo de su vida, necesitan tomarse un tiempo de descanso en el trabajo, ya sea para emprender otros proyectos personales, para trabajar de manera temporal en otra empresa, para viajar o estudiar, por ejemplo.

Para ello, un trabajador tiene derecho a solicitar una excedencia voluntaria. Ésta viene regulada en el art. 46 del Estatuto de los Trabajadores.

No obstante, existen dos tipos de excedencia laboral, como la excedencia forzosa, que es la que se concede por la elección de un cargo público que imposibilita la asistencia al trabajo (caso por ejemplo de los Presidentes del Gobierno) o la excedencia voluntaria, que es en la que nos enfocaremos.

¿Qué es la excedencia voluntaria?

Es el período que el trabajador solicita a la empresa y durante el cual se suspende el contrato de trabajo. Ello implica que ni el trabajador tiene obligación de acudir a su puesto, ni la empresa tiene que pagarle el salario o cotizar por él.

Excedencia en el trabajo

Imágenes: g-stockstudio || Shutterstock

Como su propio nombre indica, esta excedencia es de carácter voluntario. El trabajador podrá solicitarla por cualquier motivo, no hay ninguna lista cerrada regulada por ley. Por ello, tampoco tendrá la obligación de explicarle a la empresa las razones por las que solicita la excedencia, siempre que esté actuando de buena fe. ¿En qué caso se considera que no actúa de buena fe? Pues por ejemplo, en caso de que el trabajador pida la excedencia voluntaria para ir a trabajar de manera temporal a una empresa de la competencia, habiendo firmado en su contrato una cláusula de no competencia).

La finalidad de las excedencias voluntarias, en definitiva, es la de atender los intereses personales de los trabajadores.

Sin embargo, es importante recalcar que la excedencia voluntaria no está ligada con el derecho de reserva de su puesto de trabajo. El trabajador lo que tendrá es un derecho preferente a reingresar en una vacante de similar categoría en la empresa.

La duración de la excedencia voluntaria no podrá ser menor a 4 meses ni mayor a 5 años.

¿Cuándo se puede solicitar la excedencia voluntaria?

Un trabajador podrá solicitar la excedencia voluntaria siempre y cuando lleve trabajando en la empresa, al menos, 1 año. Y, en caso de que un trabajador ya hubiere disfrutado de una excedencia voluntaria, no podrá solicitarla de nuevo hasta pasados 4 años desde que finalizara la anterior excedencia.

A la hora de que el trabajador solicite la excedencia voluntaria, no debe indicar los motivos por los cuales pide la misma. No obstante, como ya hemos indicado anteriormente, debe solicitar siempre la excedencia voluntaria dentro de los límites de la buena fe. Caso contrario, será causa de despido disciplinario del trabajador.

La regulación de la excedencia puede venir, bien del artículo 46 del Estatuto de los Trabajadores, bien por lo estipulado en el convenio colectivo, o bien por acuerdo entre trabajador y empresario. Cabe tener en cuenta:

  • Los convenios colectivos pueden contener regulación diferente al Estatuto de los Trabajadores.
  • Si el trabajador no reúne las exigencias del convenio, puede solicitarla en base a los términos del Estatuto.
  • Por último, la excedencia se podrá conceder según lo pactado entre empresario y trabajador.

Cómo solicitar la excedencia voluntaria

A pesar de que la excedencia laboral es un derecho que tienen los trabajadores, ésta no puede adoptarse de manera unilateral por ellos, sino que debe pasar por la autorización de la empresa.

En caso de que la empresa denegara la excedencia a un trabajador, éste la podrá solicitar por la vía judicial.

¿Qué debe contener la solicitud de la excedencia? Recordemos que el trabajador no tiene obligación de indicar el motivo de la excedencia. Lo que sí deberá indicar por escrito es la fecha en la que inicia la excedencia, así como su duración (ésta puede ser por un periodo concreto o de manera indeterminada, siempre dentro de los límites establecidos legalmente).

Carta de solicitud de excedencia

Como ya hemos comentado anteriormente, la empresa tiene la obligación de aceptar la excedencia del trabajador. Sin embargo, hay que seguir y respetar los aspectos formales que son necesarios para este procedimiento.

Por ello, aquí te mostramos cómo hacer un modelo de carta de solicitud de excedencia con la que podrás informar a tu empresa de tu intención de disfrutar una suspensión del contrato laboral, de la duración y de las fechas en que se producirá.

Modelo de carta de excedencia

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No