La inflación como variable en el presupuesto

¿Cómo se incluye la variable de la inflación en un presupuesto? Esta es una de las principales cuestiones que surgen a la hora de realizar los presupuestos de una empresa. Es lógico que la inflación provoca distorsiones en los presupuestos realizados a lo largo del tiempo, debido a que si se produce un aumento de los precios, repercutirá en la planificación realizada con anterioridad que tenía en cuenta unos precios más bajos.

Por ello, es necesario tener en cuenta cómo esas variaciones afectan a los presupuestos y saber cómo reflejarlas en el presupuesto de la empresa, con el objetivo de que se acerca al máximo a la realidad de la organización.

Aplicar la inflación en el presupuesto

Imagen: yanugkelid || Shutterstock

¿Cómo aplicar la inflación en el presupuesto?

La solución es la siguiente: la inflación se considerará al elaborar cada uno de los presupuestos del presupuesto maestro. Por ejemplo, si se tiene presente que el presupuesto es un plan de operaciones para un periodo futuro, al elaborar el presupuesto de ventas se determinará el precio de acuerdo con los aumentos esperados de los diferentes artículos; asimismo, el presupuesto de materias primas se hará con base en los precios que se esperan para el próximo periodo, o el de mano de obra de acuerdo con los aumentos de sueldo. Todos esos cálculos se sustentarán en previsiones confiables de la inflación en el país.


Un presupuesto que tiene en cuenta la inflación en el periodo que cubre es una herramienta fundamental para tomar las decisiones correctas por parte de una empresa. Gracias a tener en cuenta la inflación podremos acercar al máximo los costes presupuestados a los costes reales de la producción. A partir de ahí, podremos decidir cuáles son los precios que establecer, o la posible actualización de los precios en cada momento que nos permitan mantener los márgenes necesarios para obtener los beneficios que queremos conseguir.

La inflación en los presupuestos se vuelve un tema mucho más determinantes en los países en desarrollo, ya que la inflación pueden aumentar de forma notoria en un periodo breve de tiempo. Esto provoca que los costes de un proyecto sean muchos más altos y ya no sea tan rentable para la organización o personas que lo impulsan.

Ventajas y limitaciones de los presupuestos