Las claves para elegir un local adecuado

Una vez tengas clara cuál es la mejor localización para crear tu empresa, deberás elegir un local.

Antes de tomar una decisión conviene no precipitarse: es absolutamente necesario analizar antes varias opciones para saber qué local es óptimo, y si ninguna responde a un emplazamiento óptimo, aguardar a que surja una opción mejor, por la relevancia para el futuro éxito de la empresa, todo local susceptible de convertirse en lugar para nuestro negocio debe someterse a un estudio detallado, basado principalmente en cuatro puntos.

Claves para elegir local

Imagen: loreanto || Shutterstock

¿Cuáles son las claves para acertar con el local?

Atiende a estos 4 puntos para encontrar el local idóneo.


La clientela. De nada sirve tener el local más céntrico de una capital, si nuestra clientela potencial no se mueve en las inmediaciones. Además, aspectos como una constante afluencia peatonal y de vehículos, así como las facilidades de acceso al establecimiento serán decisivas. Si el cliente necesita realizar un largo desplazamiento a pie para llegar, o si tiene dificultades para estacionar su automóvil, elegirá otra opción más cómoda.

La competencia. No conviene descartar de antemano un local por el simple hecho de que cuente ya con un competidor cercano. Existen comercios que, debido a su propia naturaleza, son más productivos cuando se encuentran rodeados de competidores. Esto ocurre especialmente con aquellas mercancías cuya compra se produce tras una comparación por parte del cliente (muebles, ropa, calzado, aparatos domésticos…).

El contrato de arrendamiento. Es importante negociar el coste del alquiler, pues éste puede convertirse en un importante elemento  para alcanzar la rentabilidad, sobre todo en los inicios del proyecto. Por ello es oportuno tener en cuenta ubicaciones comerciales secundarias, cuyo precio será inferior que en las vías principales, y donde el flujo peatonal puede ser igualmente interesante.

El propio local. Es preciso que sea un espacio adecuado para el tipo de negocio que se va a desarrollar, con posibilidades de ampliación y cuya necesidad de obra civil no sea excesivamente costosa.