Los fondos de titulización PYME

Uno de los grandes inconvenientes a la hora de decidirse a crear una Pyme es la falta de financiación empresarial o la garantía de ella tanto a corto como a medio plazo. No obstante, desde organismos como la Unión Europea, conscientes de que, con la caída de la contratación, el autoempleo es cada vez una salida más demandada por personas de todos los sectores, intentan impulsar la formación de pequeñas y medianas empresas (pymes) y para ello incentivan medidas como los fondos de titulización PYME.

empresa insolvente

Estos, auspiciados por el Banco Europeo de Inversiones, en colaboración con el Banco Santander, pretenden incentivar e impulsar a este tipo de empresas que, en gran medida, son el motor de muchas economías de los países de la eurozona.

¿Qué son los fondos de titulización?

Este tipo de créditos llamados fondos de titulización Pyme son muy habituales desde hace tiempo en las grandes empresas, así como en los principales sectores bancarios, pero ahora se están expandiendo, al puro estilo del efecto goteo, hacia las capas medias y bajas del empresariado. Es decir, hacia la financiación de PYMES. Esta técnica financiera consiste, básicamente, en un mecanismo de transferencia de riesgo de activos de créditos. Estos se convierten así en pasivos financieros que se emiten a través de los mercados de capitales utilizando una sociedad ad hoc y logrando, así, financiación.

Para poder obtener uno de estos Fondos de Titulación Pyme (FTPYME) hay que cumplir una serie de requisitos entre los que están: comunicarlo a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (C.N.M.V.); que esta lo apruebe y lo registre correctamente; además, personas independientes y autorizadas por la C.N.M.V. deben realizar y aprobar un informe previo de auditoría de cuentas. Además, también hay que aportar a este mismo organismo los informes satisfactorios de las agencias de calificación de riesgos. También hay que verificar y registrar el Folleto informativo en la Comisión Nacional del Mercado de Valores. Y, por último, como en cualquier instancia de este tipo, hay que llevar a cabo la escritura de constitución e inscripción en el Registro Mercantil.

¿Cómo funcionan los fondos de titulización PYME?

En esta especie de préstamos se logra la titulización al reagrupar en una cartera varios derechos de cobro en un fondo ad hoc que es el que coloca los títulos entre posibles inversores. Se conforman a base de bonos y otorgan el derecho a los inversores a recibir pagos por los derechos de crédito adquiridos.

Además, para que efectivamente se pueda hablar de FTPYME deben cumplir varios requisitos entre los que están: que las entidades cedan al fondo préstamos que hayan dado a empresas financieras cuyo domicilio social esté fuera de España y, al menos, el 50% de ellos deben haber sido otorgados a Pymes. Además, las entidades financieras implicadas han de reinvertir en las pymes el 80 % de la liquidez conseguida gracias a estas titulizaciones. Y deben hacerlo en un plazo no superior a dos años. El primer año es clave porque durante el mismo se ha de realizar, al menos, el 50 % de dicha inversión.

Cabe matizar que este tipo de fondos FTPYME cuenta con calificación AA y, por tanto, pueden lograr un aval estatal mediante el Tesoro Público de hasta el 80 % de su importe total. Esto es una garantía importante para los inversores y para los usuarios de este tipo de fondos, pues, además, deben de ser negociados dentro de un mercado oficial español de valores.

Los fondos de titulización PYME, sin ser aún demasiado frecuentes en el sector, pueden ser una buena solución para aquellas pequeñas y medianas empresas que necesitan liquidez y que no se cierran a nuevas vías de negocio e inversión.