Manual práctico para crear un webinar para tu empresa

Pau Sisternas

Los webinars son uno de los contenidos más interesantes que puedes crear para tu empresa. Una vez se han emitido en directo vía streaming, quedan almacenados para que cualquiera los pueda ver. En otras palabras, puedes crear un webinar y empezar a monetizarlo. Le sacarás un buen rendimiento económico sin tener que esforzarte más que la primera vez. Pero cuando hablamos de webinars no nos vale cualquier cosa. Si de verdad quieres aprovechar todo su potencial, vamos a ver cómo crear un webinar: entre los pasos esenciales destaca escoger el tema, la estructura, el experto, cómo comunicarlo y la herramienta para grabarlo.

Cómo hacer un buen webinar

Qué es un seminario web o webinar

Antes de nada debe tener claro qué es un webinar. Se trata de un infoproducto, una presentación online en vivo, que se grava para su posterior redifusión. Durante la emisión original, está abierta a la intervención del público.

Los asistentes pueden hacer sus preguntas o compartir sus comentarios. Puede tratarse de una presentación, seminarios, talleres, sesiones de entrenamiento o charlas. Precisamente el hecho de ser en directo es su principal seña de identidad, lo que las diferencia de unos webcast que ya están grabados de antemano.

Cómo se hace un webinar para vender

Como ves, el concepto de webinar es de lo más simple. Únicamente necesitas alguien que se ocupe de dar la charla. Debe ser una persona con autoridad, por ejemplo el CEO de la empresa. Puede haber varios conferenciantes. Los usuarios deben apuntarse de antemano. Se les ofrece la clave de acceso a la plataforma y las instrucciones para conectarse y aportar el feedback, ya sea mediante chat en vivo, audio o vídeo. Si logras hacerlo bien, conseguirás generar leads y conversiones además de mejorar la imagen de la marca.




Hay varias modalidades de webinar. Puedes contar con un panel de expertos, ser una entrevista, presentar un producto o servicio, seguir el formato pregunta-respuesta, darle un toque más casual con el público... Todas ellas son opciones válidas. Lo realmente importante es dejar claro el tema y contar con personas válidas. Solo así podrás dar la respuesta adecuada a las intervenciones del público. Lógicamente, tendrás que grabar el webinar para subirlo posteriormente y tener un acceso permanente.

Una de las claves del webinar es decidir si será gratuito o de pago y el nombre para un webinar. Como hemos visto, el acceso al mismo es limitado: tú decides quién entra y quién no. Esto te permite cobrar por acceder al mismo. Algo similar pasa cuando lo subimos: puedes compartirlo gratuitamente o hacer que el público que quiera verlo deba pagar por ello, o por su descarga. Generalmente, la opción de pago se suele utilizar con clientes ya existentes, para montar una empresa de formación o creando un e commerce de cursos online o ebooks con cursos profesionales o en seminarios académicos, profesionales, industriales...

Herramientas para crear un webinar profesional

La plataforma de emisión del webinar juega un papel clave. Entre las más populares tenemos Zoom, YouTube, Jitsi, Webinar Ja,, Run a Webinar, LiveWebinar Crowdcast o GoToWebinar. Cada una cuenta con sus pros y sus contras, comenzando por el precio o por los dispositivos de emisión que admiten. Otro factor en el que tendrás que fijarte es el número de asistentes que se admiten. ¿Qué te interesa más, un webinar sin limitaciones de público o tienes claro a cuánta gente incorporar? La estabilidad o la analítica también son interesantes.

Asegúrate también de que se admiten los recursos visuales durante la transmisión. Una vez hecha la grabación, puedes añadir el logo o colores de la marca para que sea más reconocible y se identifique con la empresa.

A través de las redes sociales puedes promocionar el webinar, tanto antes de su emisión como una vez finalizado. Procura que la plataforma te permita crear una URL de registro para los asistentes a la sesión, y crea una landing page de registro para facilitar el seguimiento del mismo.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • SíNo