3 megatendencias que marcarán a las empresas del futuro

Héctor Sanmiguel

Algunos lo llaman la cuarta revolución industrial, otros lo llaman un salto hacia adelante, pero sea como sea, estamos en una encrucijada social, económica y tecnológica que alterará la forma de hacer negocios para siempre. Las megatendencias de los próximos años llegan a nosotros como olas a cámara lenta. Pondrán patas arriba sectores enteros e influirán en todos los ámbitos de la vida. Suelen durar varias décadas, a diferencia de las tendencias que sólo tienen impacto durante unos pocos años. Cada megatendencia tiene una influencia diferente en nuestra sociedad y en la economía, y las empresas en particular deben responder a ellas y adaptar sus estrategias en consecuencia.

¿Qué son las megatendencias?

Mientras que las tendencias empresariales van y vienen, las megatendencias son fuerzas globales y dinámicas que impulsan a las sociedades y que influyen nuestro futuro acelerando el ritmo de los cambio. Últimamente hemos experimentado cambios destacados en nuestro funcionamiento como sociedad, y con estos cambios llegan nuevas oportunidades para adaptarnos nosotros y nuestros negocios. Los empresarios que tendrán más éxito serán los que desafíen los supuestos actuales de su sector, y se adelanten a las consecuencias de estas tendencias globales, incorporándolas a su modelo de negocio y desarrollando una visión de futuro.

Uso del panel de consumo y funcionamiento en la empresa

Ejemplos de megatendencias para los próximos años

El futuro digital

La transformación digital está en pleno apogeo. Las nuevas tecnologías influyen ya en todos los ámbitos de la vida social y económica cambian nuestra forma de informarnos, de comunicarnos, de consumir y de vivir. Se puede acceder a cualquier información en cualquier momento y lugar. Este rápido progreso ofrece ventajas importantísimas para las empresas. Al conocer rápidamente los mercados globales, podemos adaptar mejor nuestros productos a las necesidades de los clientes y optimizar constantemente los modelos de negocio.


Pero las empresas que utilicen los datos no sólo con fines de marketing, sino también para los procesos internos, saldrán aún más reforzadas de esta transición. Es esencial saber qué procesos internos merecen ser digitalizados y, sobre todo, qué datos se necesitan y de qué calidad para poder realizar la digitalización. Por lo general, los datos necesarios ya están disponibles, pero a menudo faltan los conocimientos técnicos, el tiempo o la tecnología necesarios para aprovecharlos.

La Conectividad digital

Vivimos en una sociedad cada vez más en red. Esta sociedad en red exige nuevas competencias tanto a las empresas como a las personas. Aspectos como los aspectos culturales y sociales son cada vez más relevantes para los modelos de negocio y para el diseño de productos y servicios. Para aprovechar plenamente el potencial de esta megatendencia, las empresas necesitan comprender bien la transformación digital.

Las empresas pueden beneficiarse de esta megatendencia de varias formas, por ejemplo, pudiendo trabajar desde cualquier lugar utilizando soluciones basadas en la nube, así como residir en un lugar diferente al de la ubicación de la empresa. Además, la conectividad digital puede reducir los costes de los procesos de una empresa y aumentar su eficiencia.

El auge de Asia

Otra megatendencia para las próximas décadas es el giro de la economía mundial hacia oriente. Asia, principalmente China, pasará a ocupar un lugar aún más destacado en el mundo. En los próximos años se prevé un enorme crecimiento económico en China, India y en países de Oriente Medio, como consecuencia, el comercio mundial crecerá y surgirá una nueva clase media en Asia.

En esta evolución ha tendrá un gran peso, entre otras cosas, el cambio en la educación y la innovación. Hasta ahora, países como Japón, el Reino Unido, Alemania y Estados Unidos eran los principales referentes en la educación y la investigación a nivel mundial. En las próximas décadas, el mundo mirará al Este en cuestiones de innovación.

Estos ejemplos de megatendencias y muchos otros influirán en nuestro mundo aún más de lo que ya lo hacen. No sólo cambiarán nuestros hábitos o nuestra forma de relacionarnos, sino que afectarán por completo a la economía global. Sólo si las empresas se preparan para ello e identifican los riesgos podrán superar con éxito los retos de estas megatendencias.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No