Partes de un plan de viabilidad

Un plan de viabilidad es un documento que se prepara con el fin de planificar, controlar y evaluar las cuestiones principales que afectan a un negocio. En este texto el emprendedor deberá describir las actividades que pretender realizar y enumerar los recursos económicos, humanos y tecnológicos de los que dispone para poder organizar y cuantificar con mayor propiedad.

Este plan puede llegar a plantear distintos escenarios atendiendo a los niveles de inversión o la previsión de ingresos y gastos. Es por esto que el plan de viabilidad se convierte en un perfecto simulador que indica el grado de éxito que puede lograr un negocio.

Elementos de un plan de viabilidad

El plan de viabilidad consta de dos partes: una parte que se refiere a los estudios previos y otra fase de planificación.

Antes de crear una empresa, es imprescindible estudiar el entorno en el que se mueve y las posibilidades que tiene de triunfar en él. En la parte de estudios previos se obtiene la información necesaria y lo más ajustada a la realidad posible en la que se basarán las decisiones para fraguar la estrategia de negocio. Forman parte de los estudios preliminares el análisis de la oferta, de la demanda, del entorno y de las capacidades y medios disponibles.


Partes del plan de viabilidad

Imagen: SFIO CRACHO || Shutterstock

En cuanto a la planificación, es en este apartado donde se emplean los datos recopilados en la parte anterior para tomar  las decisiones más acertadas y establecer un calendario de actuaciones para cada área de la empresa, desde al marketing a los recursos humanos, pasando por la administración y la gestión, la implicación social o el impacto económico.

Plan económico-financiero

De este modo, los elementos que conforman un plan de viabilidad son los siguientes:

Identificación de la idea de negocio

Identificación. En un primer punto del plan de viabilidad hay que identificar tanto la idea de negocio como el equipo promotor de esta idea. Así pues las características del equipo humano y la idea de negocio deben ser compatibles. Este punto, simplemente se basa en la descripción de la idea de la que queremos estudiar su viabilidad.

Estudios previos

Aquí podemos encontrar los estudios de mercado que se realizan anteriormente para saber si nuestra idea de negocio tiene cabida en el mercado. En este apartado se analiza la empresa y su contexto.

  1. Análisis de la oferta. En este punto es necesario conocer todo lo posible sobre el producto, la promoción, la distribución, las políticas de precios, las estrategias, las fortalezas y debilidades y las ventajas competitivas. Además, el análisis de la oferta permite conocer el nivel de competencia en el mercado, como se mueve el sector y otros actores presentes en el mercado.
  2. Análisis de la demanda. En este apartado se estudia todo lo relacionado con las características del potencial clientes, sus hábitos, comportamiento, gustos, tendencias y poder de adquisición.
  3. Análisis del entorno. Conocer el entorno en el que se va a desarrollarse la actividad es fundamental, empezando por el contexto económico y político, además del sistema político-legal y político social.
  4. Análisis de capacidad y medios disponibles. Hay que saber lo máximo que se pueda sobre las personas y su organización y disponibilidad; sobre los servicios públicos e infraestructuras; sobre la disponibilidad de apoyos; de medios técnicos y de servicios empresariales.

Planificación

En este apartado se desarrollan los diferentes planes de acción que llevarían a la empresa a conseguir los resultados que demostramos en el plan de viabilidad. Aquí se muestra cómo

  • Plan de marketing. El objetivo de este plan es ofrecer al cliente adecuado, el producto o servicio adecuado, en el momento y las condiciones precisas para satisfacer su necesidad.
  • Plan de operaciones. En este apartado es conveniente planificar la productividad, el volumen de actividad, los costes y la gestión de las compras.
  • Plan de recursos humanos. En este punto llega el momento de definir los puestos de trabajo, de trabajo, categorizar los procesos de selección, contemplar la formación de los empleados, etc.
  • Plan jurídico-mercantil. Llegó el momento de darle forma al sistema administrativo de la empresa, además de la capacitación del personal y los sistemas de seguimiento.
  • Plan económico y financiero. Este plan busca traducir en términos económicos los aspectos que se plantean en los apartados anteriores.

¿Cómo hacer un plan de viabilidad?

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No