Proceso productivo

Patricia Nuño
Uno de los secretos mejor guardados de algunas empresas es, precisamente, la estrategia implantada en su proceso productivo. Su buena planificación a través del plan de operaciones, se traduce en una reducción de costes y, en definitiva, en la oferta de un producto más económico. Pero, ¿en qué consiste el proceso productivo de una empresa?

¿Qué es el proceso productivo?

El proceso de producción de una empresa es un conjunto de operaciones que son necesarias para llevar a cabo la transformación y elaboración de un producto o el diseño de un servicio.

El proceso de transformación de los materiales en productos finales es un proceso que debe ser estudiado y planificado previamente, pues de él dependerá la calidad final de nuestros productos, así como los recursos y costes precisos para su realización.

Cuáles son las etapas del proceso productivo

Durante el proceso de modificación de los materiales, dichos insumos van sufriendo modificaciones constantes hasta que finalmente se consigue el producto final.  Por tanto, en una empresa productiva, entran una serie de elementos, conocidos como factores que, tras pasar un proceso de transformación, se convierten en elementos de salida, o lo comúnmente conocido como productos.

Dicho proceso productivo, aparte de convertir esos elementos o materias primas en un producto final preparado para su comercialización, aporta e incrementa el valor del elemento en sí. Por ejemplo, tenemos harina, levadura, sal y agua. En sí, éstas son materias primas de muy bajo valor. Sin embargo, tras pasar un proceso elaborado de transformación, se convierten en pan, un producto final preparado para su comercialización al consumidor, que tiene un valor más elevado que las materias primas que lo componen.

A través del proceso productivo, las empresas transforman una serie de elementos o materias primas para convertirlos finalmente en productos destinados a su venta a los consumidores.

El proceso de producción de una empresa es una de las fases más importantes por las que pasa un producto. Es muy importante que calculemos los tiempos necesarios y sepamos planificarlos de la manera adecuada. De esta forma, podremos hacer buenas previsiones de producción, comercialización y distribución del producto. Además, nos servirá para para realizar un mejor control del inventario, puesto que iremos calculando en función de la demanda, la cantidad de producto que necesitamos y, por ende, cuántas materias primas serán necesarias a lo largo del tiempo.

Uno de los principales objetivos de la empresa es reducir los costes de este proceso productivo. Conforme la empresa aumenta su capacidad de producción, los costes productivos disminuyen, lo que permite a la empresa jugar a la baja con el precio final del producto. Cuanto más eficiente es una empresa a nivel productivo, más optimizará el empleo de recursos, lo cual se convierte finalmente en una ganancia tanto para la empresa como para el cliente. Una gana más, el otro paga menos.

Etapas del proceso productivo

A continuación, detallamos las diferentes fases del proceso productivo de una empresa:

  1. Diseño del proceso. Antes que nada, el equipo hace una sesión de brainstorming para definir cómo va a presentarse y comercializarse el producto. Con todas las ideas sobre la mesa, se van elaborando bocetos y diseños hasta que, finalmente, se consigue y decide el definitivo, el que será ofertado en el mercado.
  2. Producción. En esta etapa se transforman las materias primas hasta que se obtiene el producto o servicio final.
  3. Distribución de productos. Fase en la que se coloca el producto o servicio en el mercado. El método de distribución de los productos puede hacerse de diversas maneras. La empresa escogerá aquella que vaya más acorde a su filosofía y tipo de producto. Podrá decidir, por ejemplo, entre distribuirla entre comercios mayoristas o minoristas, a través de publicidad en los diferentes medios de comunicación, etc.

Distribución de productos

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No